Traumatismos odontológicos en el niño
16 d junio d 2011

Traumatismos odontológicos en el niño

En todos los casos que analizaremos a continuación, el factor tiempo es primordial, ya que el niño puede ser atendido prontamente (atención mediata) y otras (atención tardía) donde aparecen complicaciones adicionales.

Es necesario conocer el estado en que se encuentra la formación de las raíces de la pieza afectada, ya que un desarrollo incompleto agrava la situación y puede modificar el tratamiento.

Traumatismo: Se trata de una lesión de los órganos o los tejidos que se produce por una acción mecánica externa.

Los traumatismos dentarios pueden producir desde una  simple rotura de la corona hasta la salida completa del diente de su alojamiento (avulsión). Pueden afectar piezas temporarias (de leche) o piezas permanentes.

La situación más urgente y que requiere colaboración del paciente se da cuando un golpe o caída provoca la avulsión de la pieza dentaria (salida total del diente de la cavidad oral) se debe actuar rápido y con pasos concretos. El tratamiento ideal es el reimplante dentario inmediato, cuando este no es posible el medio de mantenimiento del diente es de vital importancia, no se debe secar al aire, debe estar húmedo en todo momento, colocándolo en la boca debajo de la lengua, solución salina o fisiológica, o leche; y se lo debe tomar por la corona, nunca por la raíz.

Ya con el paciente en el consultorio el facultativo dará tranquilidad y calmara la ansiedad tanto de padres como del niño y se comenzara con la asepsia de la boca y del diente avulsionado para luego reposicionarlo en el alveolo haciendo presión. Se procederá a fijar el diente mediante una férula de unión a los dientes vecinos con alambre de ortodoncia y resinas.

Tomaran una radiografía para ver en qué posición quedo el diente. Indicaran a los padres administrar antibióticos y el toxoide antitetánico, realización de enjuagues con clorhexidina durante una semana, colocación de  frio en la zona por 24hs. y analgésicos antiinflamatorios.

En un periodo de 7 a 14 días deberán concurrir nuevamente al consultorio para observación y confirmación de la  vitalidad dentaria, movilidad y en caso de ser necesario realización del tratamiento endodontico adecuado a cada caso en particular. También observaran  la necesidad de mantener o quitar la férula.

Estas medidas deben ser conocidas por padres, docentes y población en general, promoviéndolas en campañas educativas, para que el niño reciba el tratamiento adecuado en el lugar del accidente, logrando así un mejor pronóstico de las piezas afectadas.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>