Efemérides del 16 de octubre
16 d octubre d 2011

Efemérides del 16 de octubre

-1998. Muere el violinista Antonio Agri.

Considerado uno de los mayores violinistas de la historia del tango, actuó en las formaciones de José Basso, Horacio Salgán, Aníbal Troilo, Leopoldo Federico, Héctor Varela, Alfredo De Ángelis, Atilio Stampone, Osvaldo Fresedo y Astor Piazzolla.

Miembro de la Orquesta Estable del Teatro Colón, grabó con Piazzolla en Europa “Muralla china” y junto a Horacio Salgán formó parte del Quinteto Real.

Había nacido en Rosario el 5 de mayo de 1932.

-1982. Muere el escritor Juan Carlos Goyeneche.

Periodista, escritor, profesor universitario, representante del nacionalismo católico de raíz hispanista y simpatizante de los regímenes fascistas, fue fundador y director de la revista Sol y Luna -1978. Juan Pablo II es coronado Papa.

Después de la muerte repentina de Juan Pablo I tras apenas 33 días de papado, su sucesor Juan Pablo II, optó por copiar a su predecesor eligiendo una ceremonia discreta en vez de reinstalar la coronación papal. En la homilía de su misa de la inauguración, el Papa Juan Pablo II dijo el que Pablo VI luego de su Coronación jamás volvió a usar la tiara papal y que dejó a sus sucesores en libertad de decidir en este sentido. “El Papa Juan Pablo I, cuya memoria está tan viva en nuestros corazones, no deseaba tener la tiara, ni su sucesor la desea hoy”.

Sin embargo, la orientación de la Iglesia desde ese momento pareció seguir una orientación opuesta a la que le habían impuesto los pontífices Juan XXII y Paulo VI y a lo que se estima habría sido el pontificado de Juan Pablo II.

-1966. Muere el académico santafesino Rafael Bielsa.

Académico de Derecho y de Ciencias Morales y Políticas, fue autor de “La protección constitucional y el recurso extraordinario”, “Reflexiones sobre sistemas políticos” y “Régimen universitario”.

-1946. Son ejecutados los jerarcas nazis juzgados en Nüremberg.

Una vez concluidos los juicios de Nüremberg son ejecutados los genocidas Joachim von Ribbentrop, Wilhelm Keitel, Ernst Kaltenbrunner, Alfred Rosenberg, Karl Hermann Frank, Wilhelm Frick y Julius Streicher, junto al general Alfred Jodl, Fritz Sauckel y Arthur Seyss-Inquart, mientras el mariscal Hermann Göring se suicidaba con una pastilla de cianuro.

-1945. La CGT aprueba una huelga general para el 18 de octubre.

Luego de una reñida votación el comité central confederal de la CGT reunido en la sede de la Unión Tranviarios Automotor (UTA) aprueba la convocatoria al paro general que contribuirá a la histórica jornada del 17 de octubre.

-1941. Se crea la Dirección de Fabricaciones Militares.

Conforme a una ley sancionada en el mes de septiembre, el coronel Manuel Savio es designado al frente de la flamante Dirección General de Fabricaciones Militares.

-1941. Se crea la Flota Mercante del Estado.

Por iniciativa del presidente conservador Ramón Castillo, quien había adquirido buques de los países beligerantes anclados en puerto argentinos crea la Flota Mercante del Estado como organismo autónomo en la jurisdicción del Ministerio de Marina.

-1930. Aparece el periódico Renovación.

Comienza a circular en Buenos Aires el periódico Renovación, editado y dirigido por el intelectual y político yrigoyenista Manuel Ortiz Pereyra.

(Ver “El radical insólito”, por Enrique Manson, al final de las Efemérides) -1926. Se inaugura en Buenos Aires el monumento a Carlos M.

de Alvear.

Considerado el más bello monumento de cuántos se levantan en la ciudad de Buenos Aires, había sido encargado al escultor francés Antoine Bourdelle, a quien le llevó nueve años completar la obra.

-1927. Nace circunstancialmente en Bolivia el periodista Pablo Giussani.

Periodista y escritor, colaborador del diario La Opinión e integrante del cuerpo directivo de Noticias, diario que sostenía las posiciones del peronismo revolucionario en la década del 70, fue autor del ensayo “Montoneros, la soberbia armada” -1925. Muere el escritor Samuel Linning.

Dramaturgo, periodista, poeta y letrista de tango, escribió artículos y ensayos literarios en la revista Nosotros y luego se volcó exitosamente al teatro, alcanzando merecido renombre en una época de esplendor de la escena nacional.

Autor de “El señor que hace como si fuera intendente”, “La copa de cristal”, “La túnica de fuego”, “Jesús y los barbados”, “Delikatessen Hauss”, “La dama del Plaza Hotel”, recordado por sus tangos “Milonguita”, “Campana de plata”, “Melenita de oro”, etc., nació el 12 de junio de 1888.

-1916. Nace en Buenos Aires el poeta Jorge Fernández de Obieta.

Hijo del escritor y metafísico Macedonio Fernández, representante de la generación poética del 40 y director junto a su hermano Adolfo de la revista Papeles de Buenos Aires, fue autor de “Passacaglia”, “Hermano tiniebla”, etc.

-1906. Nace en Buenos Aires el realizador León Klimovsky.

Pionero del cineclub en la Argentina y radicado en España, entre una gran cantidad de films y telefilms, dirigió la miniserie televisiva “La barraca” y los largometrajes “Se llamaba Carlos Gardel”, “El extraño amor de los vampiros”, “La guitarra de Carlos Gardel”, “¿Y ahora qué, señor fiscal?”, “Gritos a medianoche”, “La rebelión de las muertas”, “Los hombres las prefieren viudas”, etc.

Falleció en Madrid el 8 de abril de 1996.

-1885. Nace en Buenos Aires el diplomático Luis A. Podestá Costa.

Abogado, diplomático, escritor y profesor universitario, fue decano de la facultad de Ciencias Económicas, ministro de Relaciones Exteriores del presidente de facto Pedro Eugenio Aramburu y autor de “Jorge Canning”, “Ensayos sobre las luchas civiles y el derecho internacional” y otras obras de cierta relevancia jurídica.

-1831. Son fusilados por el coronel Luis Videla varios jefes unitarios.

En la plaza de San Nicolás de los Arroyos y en represalia a horrores similares perpetrados por el partido unitario, el coronel Videla fusila a nueve jefes y oficiales del ejército del “Manco” Paz, a quien había vencido en Córdoba, entre ellos al hijo del teniente coronel Luis Montenegro, de apenas 14 años de edad.

-1798. Nace en Buenos Aires Martiniano Chilavert.

Destacado militar de ideología unitaria, ofreció sus servicios a Juan Manuel de Rosas durante la agresión de la flota anglo-francesa. Combatió en Caseros defendiendo las banderas federales y fue ejecutado sin misericordia por orden de Justo José Urquiza una vez concluida la batalla.

Manuel Ortiz Pereyra
EL RADICAL INSÓLITO, por Enrique Manson
El 15 de octubre de 1935 apareció, por primera vez, Renovación, un periódico insólitamente yrigoyenista, dirigido por Manuel Ortiz Pereyra.

Insólitamente yrigoyenista, porque sólo habían pasado 39 días de la caída del “Peludo”, echado casi sin lucha por los cadetes del Colegio Militar bajo la dirección del general José Félix Uriburu.

Casi nadie salió en defensa del gobierno elegido por abrumadora mayoría dos años antes. El radicalismo parecía muerto. Con Yrigoyen detenido en Martín García, Alvear aprobando su derrocamiento, y los comités abandonados por los afiliados.

Pero este correntino, senador provincial en su provincia, ministro de las intervenciones de varias otras, y fiscal Federal después, no estaba de acuerdo. A su modo de ver. la asonada del 6 de septiembre no era sólo producto de causas nacionales: la economía argentina estaba en crisis, pero ésta era universal y venía de la dependencia que teníamos con el exterior.

Al terminar la Primera Guerra, el esquema centro-periferia que regía la economía mundial había incorporado un nuevo componente. Los Estados Unidos salieron convertidos en la potencia dominante. Ingleses, franceses, italianos eran deudores del joven gigante. Y si lo eran los vencedores, los derrotados, condenados a pagar las costas de la guerra, lo estarían mucho más. Por eso, si las potencias europeas seguían siendo “centro” de las colonias y semicolonias de la periferia, ahora nacía un “centro” del “centro”: Washington.

Los años siguientes fueron prósperos en Estados Unidos, pero la producción marchaba más rápido que la capacidad de consumo del mercado. Los stocks crecieron demasiado, lo que obligó a bajar la producción. Así hubo desocupación y caída de salarios, y se consumió menos.

El círculo vicioso llevó a la crisis. Los tenedores de acciones empezaron a vender. Así los precios bajaron hasta convertirse en caída libre cuando llegó el pánico. Los ahorristas comenzaron a retirar sus depósitos de los bancos, y las cajas se quedaron sin billetes. Con la quiebra de los principales, la crisis llegó al clímax.

La economía norteamericana la trasladó a Europa. De ahí se trasladaría a la periferia. Así llegó de Inglaterra a nuestras costas. Entre los años 1929 y 1932 el volumen de las exportaciones cayó un 25% y los precios en un 30%.

Tras la dictadura, el fraude llevó al gobierno al general Justo, que abandonó los sueños fascistizantes y restableció el “régimen” liberal, con exclusión de las mayorías. También produjo la renovación del coloniaje, por el Pacto Roca-Runciman El inspirador del periódico Renovación, como otros radicales, había repudiado la violación de la soberanía popular. Cuando el alvearismo llevó a la UCR a acomodarse en el régimen, lanzaron un documento: “Manifiesto de los radicales fuertes”. Fue así que el 3 de junio de 1935 nació la Fuerza de Orientación Radical de la Joven Argentina (FORJA), que denunciaba: “Somos una Argentina colonial”, y proponía “ser una Argentina Libre”.

Entre esos jóvenes, había uno de 52 años que era, tal vez, el inspirador de los demás. El creador de Renovación, cuando todo se derrumbaba. El que sostenía: “Cuando Colón descubrió América, los aborígenes no tenían libros. Los europeos que vinieron a poblar estas tierras, tampoco los tuvieron. Pasaron algunos siglos, hasta que los indígenas, mulatos, mestizos y criollos sintiesen la necesidad y tuvieran la oportunidad de leer libros. Cuando esto ocurrió, tampoco había libros en América y los americanos estudiosos tuvieron que encargarlos a Europa. Durante estos largos años, algunos europeos publicaron estudios sobre asuntos de América. Y todos miraron las cuestiones criollas con sus ojos extranjeros. Y ocurrió que, cuando los americanos se vieron en la necesidad de publicar libros, se encontraron con la obligación de apoyar sus tesis en citas de los únicos autores de entonces, todos extranjeros. Es curioso -proseguía- observar que los franceses, los ingleses, los rusos, los alemanes, etc., cuando tratan sus asuntos, no consultan nuestros precedentes, ni siquiera los de sus vecinos. ¡Qué gringos más raros!…” Ortiz Pereyra proponía mirar la realidad desde nosotros. Al no hacerlo, era más fácil que saquearan nuestras riquezas. Así, una vez le dijo a Arturo Jauretche: “Dígame, Arturo, usted sabe por qué si, como dicen, en la Argentina llueve riqueza, resulta que nosotros, los del pueblo andamos siempre secos?”. “Me sorprendí”, decía don Arturo al recordarlo, “pero sin darme tiempo a dar respuesta, agregó: `Lo que ocurre es que el país está techado. Por eso no nos mojamos de esa lluvia de riqueza, y ese techo tiene canaletas que llevan esa riqueza a Londres y Nueva York y nosotros nos quedamos secos, y eso es el imperialismo´”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>