“Hay que mejorar la fluidez del tránsito”

El Presidente del Bloque Frente Renovador de Bahía Blanca, Fabio Pierdominici, presentó un proyecto de Ordenanza donde solicita crear un programa denominado Vías Rápidas Urbanas, tendiente a mejorar la fluidez del tránsito.

Este proyecto surge a partir de la decisión del Ejecutivo local de plantear 40 km/h velocidad máxima en el Camino de La Carrindanga, a partir de la puesta en servicio de los radares que controlarán esos topes en las principales arterias de la ciudad.

En uno de los artículos, el edil plantea modificar la velocidad máxima en Colón, Alem, Chile, Sixto Laspiur entre Av Colón y Juan Mollina, Camino de La Carrindanga. Todas estas con máxima 60 Km/h. Y la avenida Cabrera con máxima 80 Km/h.

Consultado por este tema el concejal consideró que “No es lógico que en el camino de la Carrindanga se tenga que circular con un máximo de 40 km/h; no tiene además calles que la crucen, con lo cual la velocidad de circulación debiera ser mayor. Y también el Presidente de Bloque expresó: “Nuestra ciudad necesita disponer de calles diseñadas para una circulación rápida y dinámica, que permita un adecuado flujo vehicular. Porque entiendo que el tránsito vehicular debe ser fluido, de modo de evitar de cualquier manera las congestiones”.

Asimismo el dirigente manifestó que “ Es necesario subir la velocidad máxima de la Av Cabrera; es una autopista con semáforos y todavía mal sincronizada. Y necesitamos que estén los inspectores de transito, que estén los radares pero hay que subir las velocidades máximas; siempre pensando en el vecino y no en recaudar. A su vez el concejal del Frente Renovador comento que “No le tenemos que tener miedo a plantear arterias rápidas en nuestra ciudad, necesitamos tener reglas claras y sobre todo utilizando el sentido común, como sucede en las principales ciudades del mundo.

Por último; el concejal expresó “Seguimos los pasos del líder de nuestro espacio Sergio Massa y de Mónica Lopez; que nos proponen hacer ciudades amigables y introducir medidas sensatas y de bajo costo que produzcan resultados concretos, para avanzar como en este caso; con una reorganización del tránsito que nuestra Bahía merece”.