Mónica Farro no se anima: sin sexo en el penal

“No le veo la cara a Dios hace un montón”, comentó Mónica Farro cuando le preguntaron por su intimidad sexual, a propósito de que su novio sigue detenido en Bahía Blanca.
En tanto, la situación procesal de Juan Suris, el novio de la vedette uruguaya, se complicó aún más en los últimos días.

Al empresario le dictaron la prisión preventiva, primero por la acusación de liderar una banda narco y luego por ser el cabecilla de una asociación que vendía facturas truchas. Encima, cuando su pareja lo visita en la cárcel de Saavedra, cercana a Bahía Blanca, ella no quiere mantener relaciones sexuales.

“¿Por qué no tienen sexo?”, le preguntaron a Mónica y su respuesta contundente fue: “Por ahora, no estoy preparada para hacer cosas en una prisión”.

Mientras ella no quiere, las mujeres de los otros presos le recomiendan que tenga sexo con él cuando viaja hasta allá.

Frente a cámara, Farro contó ciertas reglas que debe seguir cuando va al penal: no puede ir con tacos, ropa negra, musculosas, escotes y anillos.

En otro pasaje de la entrevista televisiva con los intrusos, Farro aseguró que no vive la detención de Suris como si estuviera preso.

“Para mí es como un retiro espiritual”, aseguró la vedette uruguaya y trascartón agregó: “Trato de ponerle humor. Es horrible donde está”.

Además, Mónica Farro expresó que “en algún momento” se tomará revancha de todos los que hablaron mal de ella durante este difícil momento por el que está atravesando.
“Me lastimaron mucho a mí, a mi familia y a Juan”, comentó la rubia uruguaya.

Al mismo tiempo, ratificó que “cree en la Justicia y en mi novio” y señaló que “tarde o temprano se sabrá toda la verdad”.

Finalmente, Farro sostuvo que “voy a seguir yendo a visitarlo a la cárcel a Juan porque ahora más que nunca él necesita que yo siga estando a su lado”.

Fuente: Diario Popular.