A un año de la tragedia, casi la mitad de los platenses culpan a Bruera

Un año después de lo que fue la peor tragedia en la historia de la ciudad de La Plata, los vecinos de la región continúan expresando su indignación por el accionar del Estado. Una encuesta de 800 casos realizada en los últimos días de marzo expone el enojo de los platenses principalmente contra el accionar del intendente, a quien además ya castigaron en las elecciones de octubre, dejando tercera a la lista encabezada por su hermano –Gabriel Bruera- por detrás del massismo y el progresismo.

Prisma es una consultora con sede en La Plata que realiza estudios sociales en toda la Provincia desde hace 10 años, y en las últimas semanas se ha dedicado exclusivamente a la realización de esta encuesta, en el marco del primer aniversario de la inundación. Entre los resultados más contundentes, se destaca que sólo un 11% de los encuestados le echa la culpa al desastre natural en sí, responsabilizando casi en un 40% al Municipio, un 16% a la Provincia y otro 13% a la Nación.

La gente, que este miércoles se manifestará tanto en la plaza Moreno –frente a la Municipalidad- como así también en plaza San Martín –frente a la Gobernación-, continúa reclamando por las obras hidráulicas que el bruerismo prometió en su campaña durante la segunda mitad del año pasado, en conjunto con el gobernador Daniel Scioli y su ministro de Infraestructura Alejandro Arlía.

Un 44,4% de los encuestados responsabilizó a la falta de obras
Siempre según el estudio, casi el 50% de los encuestados -tanto del casco urbano como de los barrios en las afueras del cuadrado- culpan a la falta de inversión como la principal explicación de lo que ocurrió aquel 2 y 3 de abril; y hoy, 12 meses después, evalúan el accionar posterior del gobierno de Bruera como malo: más del 40% de los vecinos dicen que el municipio hizo poco y nada por evitar nuevas inundaciones.

Lo que pasó, según el intendente y funcionarios del gobierno provincial, fue un fenómeno climatológico único e irrepetible en la historia de la ciudad. Desde que empezó a dar entrevistas a los medios de comunicación, semanas después de semana santa de 2013, Bruera se empeñó en desligar todo tipo de responsabilidad a su gestión, remarcando que la cantidad de agua caída fue inédita y que no había obras que la soporten.

“El Código de Ordenamiento Urbano fue uno de los códigos más discutidos, no es el que vamos a tener en la ciudad porque se tiene que adecuar al 2 de abril, pero no fue el causante de lo que pasó”, defendió Bruera en su momento también a la polémica regla que rige en la capital provincial, regulando las construcciones, que en los últimos años crecieron en forma desmedida.

Este miércoles, los platenses saldrán a la calle a manifestarse y se espera una masiva convocatoria, tanto de los inundados como de los que no sufrieron el ingreso de agua a sus hogares, pero que también se sienten víctimas de un Estado ausente, según lo denuncian cada vez que se cumple un nuevo mes de la tragedia.

El 2 de abril de 2013 marcó un antes y un después en la vida de los vecinos de la ciudad de La Plata y un apartado del trabajo de esta consultora expone el temor que renace cada vez que hay una tormenta sobre la capital de la Provincia: “sentimos miedo de volver a inundarnos y recordamos automáticamente la catástrofe”, responde la gente cuando se le pregunta qué piensa cuando empieza a llover.

Fuente: LetraP.