Leve mejoría: Schumacher da “señales alentadoras”

“Lo único que puedo decir es que hay señales alentadoras” fue lo que le dijo Kehm al diario alemán Bild, acerca de la salud de Michael Schumacher, que se encuentra en un hospital de Grenoble (Francia), en un coma inducido desde el 29 de diciembre, tras sufrir un grave accidente de esquí en la estación francesa de Méribel.

Fue a fines de enero que los médicos del hospital francés comenzaron a reducir la sedación para despertar al heptacampeón, que si bien aún no da señales determinantes, parecería estar respondiendo a algunos estímulos.

En el que era hasta ahora el último comunicado oficial, el 12 de marzo pasado, Kehm había escrito: “Hay pequeñas señales que nos dan aliento. Pero también sabemos que debemos ser pacientes”.

Mientras tanto, la esposa de Schumacher, Corinna, ordenó la construcción de una instalación médica en una propiedad de la familia en Suiza para el piloto.

Corinna ordenó la edificación de un centro médico completamente equipado en una casa ubicada en el lago de Ginebra, valuado en 12 millones de euros para que su esposo deje el hospital y regrese al hogar con su familia.

Más allá del optimismo del manager y pese a los esfuerzos de su esposa, cabe destacar que los doctores del piloto le ven pocas posibilidades de despertar, luego de casi tres meses en un coma inducido.

Fuente: Minuto Uno.