Racing derrotó a Vélez, y lo privó de llegar a la punta del torneo

Con realidades opuestas, Vélez y Racing se vieron las caras en el José Amalfitani por la decimosegunda fecha del Torneo Final. Los de Liniers llegaron a su compromiso con la posibilidad de escalar a la cima, mientras que la “Academia” arribó con la idea de despegarse del fondo de la tabla de posiciones.

A pesar de las diferencias, los entrenadores presentaron una propuesta muy similar, y la humedad del campo de juego fue uno de elementos que condicionaron el desarrollo del juego. Naturalmente, la velocidad y agilidad de los atacantes fue elemental en la creación de las acciones ofensivas. Los pases cortos entre Valentín Viola y Gabriel Hauche sirvieron para que Luis Ibañez amenace el arco de Sebastián Sosa con una punzante proyección.

En tanto, los del “Turu” Flores buscaron abrir el marcador a partir de las intervenciones de Lucas Pratto y Mauro Zárate. De todos modos, la situación más clara al generó a gracias a sus defensores: un envío de Sebastián Domínguez buscó a Emiliano Papa, pero el lateral llegó tan incómodo, que su tiro se fue muy desviado.

En el complemento, una distracción defensiva y una gran asistencia de Zárate le dieron la chance al ex Genoa de romper el cero. El delantero recibió en soledad y apuntó al palo más lejano de Sebastián Saja. La fortuna “académica” fue la que privó al “Fortín” del gol, dado que el disparo de Pratto rebotó contra el poste. Los de Villa Luro mostraban otra actitud.

Otra ocasión para llegar al festejo fue la que protagonizó Agustín Allione. El juvenil recibió de Héctor Canteros, pero en este caso, el que ahogó el grito fue el “Chino”, quien desvió la pelota al córner. Con poco, los porteños ya se merecían el triunfo.

Finalmente, la desesperada idea del “Turu” Flores, al enviar a Roberto Nanni, Jorge Correa y Ramiro Cáseres, no logró el resultado esperado. A pesar de la superpoblación ofensiva que propuso Vélez, el que se llevó los tres puntos fue Racing. Con mucho sacrificio y entrega, Luciano Vietto, quien había ingresado por Gabriel Hache, sentenció el 1 a 0, que para muchos será considerado injusto.

Los de “Mostaza” consiguieron así salir del fondo de la tabla de posiciones, al alcanzar las 12 unidades, misma cantidad que posee Belgrano, Boca y Argentinos. En cambio, los de Liniers continúan como escoltas de Colón, pero podrán estar más lejos si River consigue ganar mañana. Ante todos los pronósticos, la alegría se tiño de celeste y blanco.

Funte: Playfútbol