Aeronáuticos adhieren al paro nacional del jueves

A través de un comunicado, la Asociación del Personal Técnico Aeronáutico (APTA), dijo que los técnicos aeronáuticos, despachantes de aeronaves y controladores de tránsito aéreo de Aerolíneas, Austral, LAN Argentina, Sol y Andes se sumarán a la medida.

A esos sectores se sumarán los controles de tránsito aéreo de todo el país, medida que significará, según APTA, “un paro total en la aviación” durante el 10 de abril.

El gremio dijo que adherirá a la medida “en repudio del severo ajuste económico (…) y para que el costo de la incapacidad y la corrupción no sea pagado nuevamente en nuestra historia por los trabajadores y jubilados argentinos”.

Agregó que la medida tiene su raíz en el reclamo por “el respeto a los derechos e intereses de los argentinos asalariados y de la tercera edad, hoy pisoteados por la devaluación, inflación, altísimas tasas de interés, tarifazo en combustibles y servicios públicos, crecimiento negativo y desempleo”.

Más medidas

“Se viene un plan de lucha, el próximo paso son 36 horas con movilización y después 48 horas”, dijo Luis Barrionuevo , quien advirtió que el jueves “no habrá ningún tipo de transporte”.

“(El 10 de abril) No va a haber barcos, aviones, trenes, colectivos, ni estaciones de servicio. Los gremios que se van a adherir (a la huelga) son los que en definitiva hacen a la movilidad de la gente. Si bien creemos que será un éxito, descreemos que el Gobierno tome nota de este paro. Por lo tanto, nosotros después evaluaremos y seguiremos con el plan de lucha que ya tenemos planteado”.

El diagnóstico de Barrionuevo expuso las dificultades que tendrán quienes el próximo jueves quieran concurrir a sus lugares de trabajo. Y preanunció la agudización del reclamo de las centrales obreras que están distanciadas del Gobierno: “Se viene un plan de lucha; el próximo paso son 36 horas con movilización y después vendrán 48 horas. En la medida en que no tengamos respuesta, iremos ejecutando la autorización que tenemos de los congresos sindicales”.

En declaraciones al diario El Tribuno, el líder gastronómico rechazó además las acusaciones lanzadas por diversos representantes del oficialismo que coincidieron en señalar que el paro general impulsado por su figura y la de Hugo Moyano tiene motivaciones políticas.