Barco australiano también detectó posible señal del avión de Malasia

El buque australiano, dotado con potentes sensores, registró una señal acústica según citan los medios chinos a Angus Houston, jefe del grupo de coordinación de la búsqueda. Aunque pese a todo, todavía no se sabe si las señales son del Boeing desaparecido.

Previamente, el barco chino “Haixun 01” había detectado el sábado una señal que tenía una frecuencia de 37,5 kHz. Según la cadena británica BBC, esta frecuencia es típica de las cajas negras de los aviones en el agua.

El vuelo MH370 de Malaysia Airlines, con 239 personas a bordo, desapareció el 8 de marzo tras despegar de Kuala Lumpur con destino a Pekín.

Todo apunta a que por razones desconocidas voló en dirección contraria, hacia el sur, y se estrelló en el Índico, al oeste de Australia.

Las baterías de las cajas negras duran aproximadamente un mes, por lo que es posible que dejen de emitir señales en breve, lo que dificultaría aún más la búsqueda ya muy compleja del avión.

Hasta diez aviones militares, dos aeronaves civiles y 13 barcos participan este domingo en las tareas de búsqueda, indicó el Centro de Coordinación Conjunto de Agencias (JACC) de Australia.

Un ruido de origen humano

“El hecho de que hayamos detectado dos señales, dos manifestaciones acústicas en ese lugar, es lo suficientemente prometedor para llevar a cabo un examen completo”, explicó Houston.

Las cajas negras, equipadas con un localizador que se activa bajo el agua, son la principal esperanza para encontrar los restos del aparato y conocer las razones de su desaparición y del desvío de su trayecto inicial.

El fabricante de cajas negras, Honeywell Aerospace, confirmó que la señal localizada (en la frecuencia 37.5 kHz) corresponde a la que sería transmitida por el registrador de vuelo del avión desaparecido.

Para Charitha Pattiaratchi, profesora de oceanografía costera de la Universidad de Australia Occidental, la detección de una señal en esta frecuencia es una noticia alentadora.

“La frecuencia 37.5 kHz es un ruido creado por el hombre. No existe ningún otro ruido en esa frecuencia”, aseguró esta especialista.

“Una ballena, un delfín, la lluvia o un sismo submarino tienen una frecuencia completamente diferente”, explicó Pattiaratchi.

La búsqueda se concentra en 216.000 kilómetros cuadrados en el Océano Índico, a unos 2.000 kilómetros al noroeste de la ciudad australiana de Perth.

Difícil recuperación de las cajas negras

En todo caso, si se logra localizar las cajas negras, las operaciones para recuperarlas a más de 4.000 metros de profundidad serán “extremadamente difíciles”, agregó Houston.

Las autoridades malayas creen que el MH370 cayó en el Índico lejos de la costa occidental australiana, tras desviar completamente su dirección.

El avión despegó de Kuala Lumpur, rumbo al norte. Pero, cuando se encontraba entre Malasia y Vietnam, cambió por completo de ruta hacia el oeste.

Hasta ahora no ha habido señales precisas de donde cayó, por lo que el primer ministro australiano Tony Abbott ha calificado la búsqueda en el vasto océano como la “más difícil en la historia de la humanidad”.

Fuente: AFP