Kicillof: “Compré una docena de tomates por 12 pesos”

Lo usó como una muestra de la supuesta manipulación de los medios para desinformar sobre los índices de precios. No está claro si fue el mejor ejemplo. Anoche, en diálogo con una canal de cable, el ministro de Economía, Axel Kicillof, intentaba explicar que los valores de ciertos productos subían y bajaban y que la prensa sólo registraba la primera tendencia. Entonces, contó que “el otro día” compró “una docena de tomates a 12 pesos”.

¿Quiso decir un kilo? Por la comparación que hizo, pareciera que sí, ya que recordó cuando el mismo producto “estaba a 40 pesos” y se daba como una ejemplo de la alta inflación. La prensa siempre toma como parámetro el kilo de perita o redondo. Supuestamente ahora que está a 12, nada se dice de la baja.

“No niego que haya precios que sean elevados. Los precios tienden a subir porque la demanda va más rápido que la oferta. No soy amigo de andar dando un pronóstico cerrado de inflación. Los números informados a través del Indice de Precios al Consumidor Nacional Urbano fueron bastante elevados en enero y febrero pero después comenzaron a calmar”, dijo Kicillof.

Más allá de la polémica por la unidad de medida, llama la atención que a fines de enero, el ministro usó un ejemplo parecido. Fue cuando él y otros funcionarios del Gobierno acusaron a la petrolera Shell de impulsar una suba del dólar, por supuestamente comprar divisas a un precio mayor al ofertado. ¿Qué dijo Kicillof entonces?: “Lo que ocurrió es como si yo entro a verdulería y el tomate está a 12 pesos y yo diga: yo quiero comprar por 40 pesos; pero está a 12, no yo quiero comprar por 40 y después salga a decir: es insólito que el tomate esté a 40. Obviamente hay intereses muy claros allí”.

Fuente: Clarín.

Un comentario sobre “Kicillof: “Compré una docena de tomates por 12 pesos”

  • el 7 Abril, 2014 a las 14:03
    Permalink

    Como puede ser considerado noticia que el ministro diga la cantidad de tomates y no el peso, que al pedo que están muchachos…

Comentarios cerrados.