Se fue a trabajar y dejó sola a su hija de tres años

La policía de Punta Alta tuvo que derribar una puerta para socorrer a una nena de tres años que había sido abandonada por su madre. Los vecinos manifestaron que fueron alertados por los llantos de la menor.

El extraño episodio tuvo lugar cerca de las 19 del lunes, cuando la lluvia azotaba la ciudad, vecinos de calle Urquiza al 700 dieron aviso a la comisaría sobre los continuos llantos de una niña que se encontraba en el interior de un departamento.

Al arribo de los móviles policiales, se constató que precisamente había una menor pero ningún adulto respondía al llamado de los uniformados.

Para ingresar, se debió derribar la puerta y fue allí donde dieron con una niña de unos tres años que se encontraba sola.

La menor fue llevada a la seccional desde donde se dio intervención a la Ayudantía Fiscal y al Servicio Local.

Una hora y media más tarde se presentó la mamá quien manifestó que cerca de las 17 hs se había ido a trabajar como celadora de unos abuelos y que había dejado a su hija sola.

La Justicia determinó como primer medida, trasladar a la menor a la Casa del Niño donde quedará a resguardo.

Fuente: El Rosalenio