Copa Argentina: Independiente se deshizo de Santamarina

Llegó el debut de los equipos grandes en la presente edición de la Copa Argentina. Si bien vive el momento más difícil en su rica historia, Independiente logró una alegría en la competencia integradora: derrotó 4-2 a Santamarina y avanzó a los 16avos. En un partido caracterizado por la contundencia en el arco rival, el conjunto dirigido por Omar De Felippe se benefició con la gran tarea de Federico Insúa, autor de dos goles (los restantes fueron convertidos por Fabián Monserrat y Cristian Menéndez). Ignacio Celaya y Maximiliano Timpanaro descontaron para el Aurinegro, que se despidió con una digna actuación.

Independiente impuso la categoría de sus futbolistas en el tramo inicial del partido y sacó una ventaja considerable en el marcador. Después de 25 minutos parejos y friccionados, el Rojo sacó provecho de una burda infracción de Ignacio Celaya sobre Cristian Menéndez y abrió el marcador mediante un penal de Insúa. El propio enganche asistió a Monserrat en el segundo tanto, que incluyó una brillante definición del volante, al rematar con sutileza por encima del arquero Daniel Bertoya.

Le costó a Santamarina reponerse del comienzo negativo, pero Celaya pudo tomarse revancha de su error en el penal y empujó un cabezazo de Leonardo Gogna para descontar. Sobre el final de un primer tiempo entretenido, los dos equipos tuvieron chances concretas de anotar otro tanto: Insúa falló de manera increíble, después de eludir a Bertoya; en el contraataque, Angel Prudencio desaprovechó un rebote de Fabián Assmann y remató desviado.

Con la necesidad de cerrar el partido, el equipo de Avellaneda salió con una postura ofensiva a la etapa complementaria y convirtió los goles necesarios para liquidar la historia en San Luis. Reapareció la calidad de Insúa, con un soberbio remate de media distancia que impidió cualquier tipo de respuesta por parte de Bertoya. Luego, el Pocho realizó un gesto muy destacable: le cedió la pelota a Menéndez para ejecutar el penal que sentenció el cuarto tanto. En el debe quedarán las desatenciones defensivas, ya que Timpanaro aprovechó un desconcierto para marcar un nuevo descuento del humilde club de Tandil.

Interesante debut para Independiente en la Copa Argentina, un certamen el que todavía está en deuda: nunca pudo pasar los Octavos de Final. Por el lado de Santamarina, una nueva actuación sobresaliente en la competencia integradora. Ahora, su energía quedará enfocada en buscar el ascenso a la B Nacional, un objetivo esquivo durante los últimos años para el equipo de Tandil.