Mathov aseguró que no hubo orden para reprimir en diciembre de 2001

El ex secretario de Seguridad de la Nación, Enrique Mathov, aceptó este miércoles declarar en el juicio que se le sigue por los homicidios del 20 diciembre de 2001, y negó que hubiera ordenado el desalojo y la represión de manifestantes en la Plaza de Mayo, antes de la renuncia del presidente Fernando De la Rúa.

“No hubo un Comité de Crisis”, aseguró Mathow en su indagatoria ante el Tribunal Oral Federal Seis (TOF 6) que lleva adelante el juicio oral y público.

“Eso fue un invento y una patraña (…) No hubo orden del gobierno de desalojar la plaza, eso fue una falacia, sino de restablecer el perímetro de seguridad”, explicó. Luego recordó que De la Rúa contestó con un categórico: “de ninguna manera”, cuando el entonces jefe de las Fuerzas Armadas, el fallecido teniente general Ricardo Brinzoni, le comentó que las mismas estaban “expectantes” para actuar en materia de seguridad.

Mathov también relató que la noche del 19 de diciembre el entonces ministro del interior, Ramón Mestre, le había advertido al jefe de Policía Rubén Santos que había que estar “atentos” porque “existía la posibilidad que quisieran copar la Casa Rosada”.

El acusado dijo también que la causa en la que está procesado por cinco homicidios ocurridos antes de la caída del ex presidente de la Rúa estuvo sujeta a “diferentes presiones de intereses facciosos”. Calificó de “injusto y arbitrario” su procesamiento”.

“Este proceso está sometido a diferentes presiones de intereses facciosos”, aseguró Mathov al prestar declaración ante el Tribunal Oral Federal 6, luego de solidarizarse con los familiares de las víctimas.

Al comenzar a declarar hizo referencia al “profundo dolor que seguramente han sentido los familiares y las víctimas”, pero calificó como “injusto y arbitrario” su procesamiento.

En su declaración, que se extendió por más de dos horas, recordó que desde el atentado a las Torres Gemelas en Estados Unidos el 11 de septiembre de 2001 se abocó por entero a cuestiones relativas a la prevención del terrorismo en el país y que el 19 de diciembre estaba en Asunción para firmar un acuerdo entre los países del Mercosur.

“La Argentina estaba directamente vinculada al atentado del 11, era indudable que quienes lo habían cometido podrían hacerlo acá”, dijo al recordar la voladura de la Embajada de Israel y la AMIA y que durante la primera presidencia de Carlos Menem, éste había hecho participar al país en dos operativos de la Guerra del Golfo.

“En esto ocupaba 20 horas por día”, aseguró. Luego desmintió que en esos días se haya reunido un “comité de crisis” y que el fallecido ministro del Interior Ramón Mestre fue quien le anticipó que pensaba establecerse el estado de sitio a pedido de los gobernadores.

En el juicio se juzgará a los responsables por las muertes de Alberto Márquez, Gustavo Benedetto, Marcelo Riva, Diego Lamagna y Carlos Almirón y de más de 100 heridos, algunos de ellos de gravedad, como Paula Simonetti y Martín Galli.

Los acusados son Mathov; el ex jefe de la Policia Federal Argentina (PFA) Rubén Jorge Santos; al ex Jefe de la Superintendencia de Seguridad Metropolitana de la PFA, Norberto Gaudiero; y al ex Jefe de la Dirección General de Operaciones de esa fuerza, Raúl Andreozzi por los delitos de abuso de autoridad y violación de deberes de funcionario público, homicidio culposo en cinco casos y lesiones culposas en 116 casos

Se calcula que alrededor de 600 testigos pasarán por el juicio, que incluirá a víctimas de la represión y a sus familiares.

Fuente: Minuto Uno.