Newell´s perdió ante Nacional y quedó afuera de la Copa

El partido, jugado ante una multitud estimada en 40 mil personas en el estadio Marcelo Bielsa de Rosario, correspondió al grupo 6, en donde los dirigidos por Alfredo Berti terminaron en la tercera colocación, con 8 puntos.

Los colombianos, por su lado, se quedaron con la segunda posición zonal con 10 unidades y serán adversarios del campeón vigente, Atlético Mineiro de Brasil, en octavos de final.

El ganador del grupo resultó Gremio de Porto Alegre (14 puntos), que anoche doblegó como local al también eliminado Nacional de Montevideo por 1-0.

Newell`s arrancó barranca abajo desde temprano. Antes del cuarto de hora inicial ya perdía 0-2 y su clasificación asomaba demasiado comprometida.

Pero antes ya hubo emociones fuertes y con apenas 5 minutos de acción, Víctor López y Edwin Cardona se pelearon por una pelota que el equipo local no sacó ante un rival caído y el árbitro paraguayo Antonio Arias, de pésima tarea, decretó la expulsión para ambos.

A los 8m., tras una macana grande del arquero Nahuel Guzmán (de floja tarea en los 90 minutos), el equipo visitante cantó gol: Hernán Villalba cedió atrás y apurado al guardavallas local, quien pretendió salir jugando y disparó con la marca encima de Santiago Tréllez, a quien le rebotó el balón y se produjo así la apertura de la pizarra.

A los 14m., el conjunto de Medellín, de atildado manejo de pelota, pegó la segunda estocada: el mediocampista Alexander Mejía habilitó a Juan David Valencia por izquierda y éste a Sherman Cárdenas -la figura de la cancha-, quien clavó un zurdazo bajo, junto al poste izquierdo del arco de Guzmán.

Así como los colombianos convirtieron dos goles en sus dos primeras llegadas, Newell`s repitió la historia a los 16m., cuando Figueroa lo dejó solo a Casco por la izquierda y el marcador de punta descontó con un suave toque de derecha sobre la salida del arquero argentino Franco Armani.

Newell`s dominó el balón e intentó llegar con diagonales y centros, pero los colombianos se recompusieron y aguantaron sus embates.

Para colmo, como las malas suelen venir acompañadas, a los 36m., el local se quedó sin su figura estelar, Maximiliano Rodríguez, quien se resintió del desgarro que lo había marginado de los últimos partidos.

El complemento no podría haber comenzado mejor para los colombianos, que en apenas 9 minutos redondearon la victoria.

Una enorme pared desde la derecha hacia el medio entre el ingresado Berríos y Cárdenas, devolución y una exquisita definición del primero ante la apresurada salida de Guzmán, quien cometió el yerro de desconfiar del defensor que llegaba a cerrar y le regaló el arco para que el delantero anotara de emboquillada.

El resto del encuentro fue prescindible, al extremo que los colombianos estuvieron mucho más cerca del cuarto gol que Newell´s del descuento.

El conjunto rosarino se acercó a los 20m. con una gran salvada del arquero Armani ante un derechazo del ingresado Ezequiel Ponce y a los 39m. con un derechazo de Víctor Figueroa que rozó el poste izquierdo.

En el otro arco, Cárdenas desbordó por enésima vez a los 17m. y tiró mal el centro y a los 43m. Berríos les ganó a Mateo y a Guzmán, pero cuando tenía el arco solo pateó tan suave que permitió la salvada de Guillermo Ortiz y del propio arquero, que con un manotazo la sacó sobre la línea del arco.

Un párrafo aparte mereció el impresentable arbitraje del paraguayo Antonio Arias, que no cobró faltas evidentes de los jugadores locales, sancionó otras inexistentes de los visitantes y, además, no expulsó a Milton Casco por una violentísima entrada sobre Berríos, en el final.

Así, Atlético Nacional venció con absoluta justicia a un Newell`s que intentó jugar y que atacó hasta el final, en el partido que abrió un gran interrogante sobre la continuidad de su director técnico, Alfredo Berti, que en cinco días perdió el clásico y quedó afuera de la Copa, ambos en el Parque Independencia.

Fuente: Télam.