Chocó micro estudiantil en EEUU: 10 muertos

La colisión sucedió en una autopista del norte de California. Hasta el momento, las autoridades confirmaron el deceso de diez personas, entre las cuales están los dos conductores, cinco estudiantes y tres docentes.

Uno de los vehículos pertenece a la empresa de correos FedEx, mientras que el otro trasladaba a alumnos del área de Los Ángeles a visitar la universidad de Humboldt State, en Arcata.

Los fallecidos son dos conductores, cinco estudiantes y tres docentes.
Grandes llamas envolvieron a ambos vehículos y columnas de humo se elevaron hasta que los bomberos extinguieron el incendio. El metal quemado estaba ennegrecido y los cadáveres quedaron cubiertos de plástico amarillo en el interior del autobús.

La colisión ocurrió poco después de las 5:30 de la tarde en la carretera Interestatal 5 cerca de Orland, una ciudad pequeña a 160 kilómetros (100 millas) al norte de Sacramento.

El autobús era uno de dos que había contratado la oficina de admisiones de la Universidad Estatal Humboldt para que trajera a prospectos del sur de California y visitaran el plantel en Arcata, dijo el vicepresidente de Asuntos Administrativos de la institución, Joyce Lopes.

La policía de la universidad intentaba determinar de cuáles distritos escolares procedían los estudiantes y atendían las llamadas telefónicas de los padres desesperados por conocer la suerte de sus hijos, agregó.

“Nuestros corazones se dirigen hacia aquellos afectados, estamos aquí para apoyarlos y a sus familias en cualquier forma posible”, dijo el rector de la Universidad Estatal Humboldt, Rollin Richmond, en un comunicado difundido en la página de internet de la institución.

El superintendente del distrito escolar unificado de Los Ángeles, John Deasy, declaró al periódico Los Ángeles Times que varios estudiantes de esa división viajaban en el autobús aunque desconocía el número exacto.

Steven Clavijo, de 18 años, relató cómo fueron los momentos previos al accidente. Durante las primeras horas del viaje había estado viendo películas y escuchando hip-hop junto a los otros alumnos.

Pero se sintió cansado y decidió ir hacia la parte posterior del vehículo para dormir. Fue entonces que sintió el impacto: “Escuché el fuerte boom. Sabíamos que estábamos en serios problemas”.

Muchos de sus compañeros de viaje escaparon por una ventana que alguien rompió a las patadas. Corrieron al otro lado de la autopista mientras se gestaba el incendio. Segundos después, una explosión dejó al autobús cubierto en llamas.

Fuente: Infobae.