De Narváez volverá al PJ para dar pelea por la Gobernación

Después de seis meses de repliegue y perfil bajo tras una magra performance en las elecciones legislativas, Francisco de Narváez regresó esta semana al ruedo con una definición política relevante: volver a las filas del PJ bonaerense para competir desde ese espacio por la candidatura a la Gobernación.

Así lo pudo saber EL DIA de fuentes cercanas al diputado nacional, las que además aseguraron que -pese a que compitió en varias contiendas electorales contra el peronismo- De Narváez conserva su afiliación justicialista, ya que en ese partido inició su carrera política primero cerca de Carlos Menem y luego de Eduardo Duhalde.

Aunque el paso de los años lo llevó a distanciarse del aparato del PJ bonaerense, a tal punto que en 2009 derrotó al ex presidente Néstor Kirchner en las elecciones legislativas y se convirtió en uno de los principales referentes de la oposición a nivel nacional. Pero una serie de opciones desacertadas le hicieron perder terreno.

Sin embargo, De Narváez advierte ahora a sus colaboradores que sigue siendo un dirigente “muy bien instalado” en el territorio bonaerense, donde los ciudadanos lo conocen plenamente porque participó de cinco comicios en forma consecutiva, entre 2005 y 2013, con suerte dispar y siempre en la vereda de enfrente del kirchnerismo.

Por eso, su regreso a las filas del PJ tendrá lugar en una etapa en la que el kirchnerismo pierde posiciones en la interna partidaria, debido a que la Presidenta no tiene re-reelección. Tampoco sería una casualidad que trascienda su decisión cuando el gobernador Daniel Scioli se diferenció de la Casa Rosada en materia de seguridad.

De hecho, dos dirigentes muy cercanos al “Colorado” que fueron pilares del partido Unión Celeste y Blanco, José “Pepe” Scioli y Gustavo Ferrari, se encuentran ahora ligados a la gestión del Gobernador, el primero como promotor del proyecto presidencial de su hermano y el segundo como asesor general de la administración provincial.

De acuerdo a las proyecciones que hacen en el equipo de De Narváez, el diputado nacional debería disputar la candidatura a gobernador por el PJ bonaerense en las Primarias previstas para agosto de 2015. Para esa contienda también estaría anotado su colega justicialista Martín Insaurralde.

El ex intendente de Lomas de Zamora también juega bajo el paraguas político de Scioli -es el encargado de presentar los proyectos legislativos prometidos en el paquete de medidas de seguridad-, mientras es aún una incógnita si también disputará la Gobernación el intendente de La Matanza y titular del PJ bonaerense, Fernando Espinoza.

Por el lado del kirchnerismo, el vicegobernador Mariotto tendría intenciones de participar de las Paso, en tanto que el ministro del Interior y Transporte, Florencio Randazzo, y el titular de la Cámara de Diputados nacional, Julián Domínguez, mantienen sus ambiciones presidenciales pero tienen mejor anclaje en territorio bonaerense.

En este complejo escenario, De Narváez ya dio muestras de que buscará apuntalar a Scioli en su intento por despegarse del kirchnerismo, al apoyar inmediatamente la declaración de emergencia de la Provincia en materia de seguridad.

Para dejar en claro que busca regresar al PJ bonaerense pero no hacerse kirchnerista, De Narváez afirmó que el Gobierno nacional “aspira a terminar el mandato sin mover un pelo por la seguridad ciudadana”.

Fuente: Notibonaerense.