El Gobierno afirma que hay una “desaceleración” en los precios

El Indec dará a conocer el martes el comportamiento del indicador que, según estimaciones de consultoras privadas, nuevamente será superior a 3% impulsado por alzas en precios de los combustibles, prepagas, el subte, y la ropa por la nueva temporada invernal.

Por el lado del gobierno, el secretario de Comercio, Augusto Costa, aseguró que “existe una clara tendencia a la desaceleración” de precios y dijo que espera que eso se refleje en el índice oficial de inflación de marzo.

En ese marco, el funcionario confía que la cifra inflacionaria de marzo sea inferior en comparación al índice oficial de enero de 3,7 por ciento, y al 3,4 por ciento registrado en febrero.

“Nuestros relevamientos de precios de toda la economía muestran que existe una clara tendencia a la desaceleración, y en general la situación es mucho más estable”, afirmó Costa aunque admitió que “todavía falta correcciones por aumentos desmedidos”.

En una entrevista publicada hoy en Página 12, el secretario planteó: “Más allá de subas puntuales en marzo, como servicios educativos, prepagas y combustibles, en el resto de los precios vimos una desaceleración clara; nos enteraremos el martes cuánto de todo eso se va a ver reflejado en el indicador. Espero que lo capte”.

Según las proyecciones de consultoras privadas, la inflación de marzo también se habría desacelerado en relación a los dos meses previos a raíz de un escenario de menor actividad económica, aunque estiman que nuevamente se ubicará por arriba del 3 por ciento.

De acuerdo al índice de precios elaborado por la consultora Elypsis, la inflación promedio de marzo fue 3,2 por ciento, y señaló que el número es “el más bajo desde noviembre de 2013 (aunque represente el registro más alto para marzo desde 2008)”.

Elypsis explicó que los motores del incremento en los precios fueron previsiblemente, educación (por el inicio del ciclo lectivo, razón por la que marzo es estacionalmente más alto) y alimentos y bebidas, que sigue encabezando los aumentos”.

La consultora calculó un arrastre estadístico de marzo a abril de 1 por ciento.

En coincidencia, la canasta de alimentos que mensualmente releva Consumidores Libres se encareció en marzo 3,21 por ciento, y acumula en lo que va del año un alza de 11,29 por ciento.

Para la consultora de Orlando Ferreres, la inflación de marzo rondaría en 3 por ciento.

Según el sondeo, de los 38 productos relevados en los supermercados Coto y Plaza Vea, y en centros de abastecimiento de los barrios de La Boca, Caballito, Liniers y Pompeya, 19 de ellos subieron de precio, 4 bajaron y 15 permanecieron sin cambio.

El resultado oficial del primer trimestre será clave dado que marcará una tendencia para los reclamos salariales de los gremios que deben cerrar sus paritarias en las próximas semanas.

Hasta ahora los convenios salariales firmados cerraron con una suba que oscila entre 27 y 29 por ciento anual.

En este sentido, Costa advirtió que el gobierno “va a intervenir” cuando haya “traslado injustificado” a precios de las subas salariales acordadas en paritarias.

El funcionario dijo que el gobierno analizará con las empresas “el impacto real del componente salarial en la estructura de costos”.

Y, alertó que “vamos a intervenir en situaciones donde veamos que haya traslado injustificado a precios, tanto para los productos del acuerdo como para los que no están en precios cuidados”.