Las ventas de autos usados cayeron en marzo

Las ventas de automóviles usados registraron en marzo un retroceso de 10,38% respecto de las 136.622 unidades alcanzadas en febrero y una baja del 14,75% en relación con marzo del año pasado, cuando se comercializaron 142.916 vehículos.

En el primer trimestre del año, la compraventa de usados totalizó 423.642 unidades, cifra que representa un leve aumento de 0,77% respecto de la registrada en los primeros tres meses del año pasado, según informó la Cámara de Comercio Automotor (CCA).

Entre enero y marzo de este año, las provincias en las que la venta de usados más aumentó fueron Santa Cruz, con un alza de 18,98%, seguida de San Luis (15,85%), Formosa (10,53%), Salta (9,55%) y Neuquén (8,88%).En el otro extremo, las que menos crecieron fueron Mendoza, con una caída de 7,61%, Jujuy (-5,31%), La Pampa (-4,49%), Santiago del Estero (-4,32%) y San Juan (4,24%).

Los autos cero kilómetro, por su parte, también registraron un marcado descenso en marzo, ya que se patentaron 50.724 unidades, 35% menos que en el mismo mes de 2013, de acuerdo con datos que la Asociación de Concesionarios de la República Argentina (Acara) dio a conocer los primeros días de abril.

En este sentido, el presidente de la CCA, Alberto Príncipe, opinó: “Es indudable que estamos ante un mercado nuevo”. Asimismo, consideró que “el mercado se paró” tras la “implantación de los impuestos internos a los autos de alta gama” y “la variación que tuvo el valor del dólar oficial”, lo que llevó a que en la actualidad no haya autos 0 kilómetro que se encuentren por debajo de los 100.000 pesos.

Príncipe, se refirió a la baja en la comercialización de usados y resaltó que “no tuvo una caída tan pronunciada como el 0 kilómetro durante marzo”, aunque añadió que se trata del “mercado que más rápido reacciona”.

“El motivo son los precios (que no han subido en igual proporción que los nuevos, por lo tanto los hacen muy codiciados) y  porque aquellas personas que estaban  juntando dinero para comprar un 0 kilómetro, hoy ya les es imposible llegar”, agregó.

El directivo de la CCA señaló que en el país las estructuras de negocio de automóviles usados, tanto en términos edilicios como de personal, siguen el ritmo del mercado.

“En países ‘cíclicos’ como Argentina, el negocio de la venta de autos varía de un año a otro. La pregunta es si el mercado se va a recomponer o va a seguir igual”, sostuvo al tiempo que se quejó de la falta de una ley que proteja al concesionario y a los vendedores de automóviles.

“Brasil tiene una ley que ampara de forma justa, tanto a las terminales como a los concesionarios, para estas circunstancias que pasan en nuestros países puedan resolver las cosas razonablemente. Acá siempre termina pagando el comerciante”, indicó.