Se subasta el Auto Fantástico

“K.I.T.T., te necesito”, le decía Michael Knight a través de su súper reloj, cuando necesitaba ayuda para hacer justicia y ejecutar algún plan magistral. Ambos, protagonistas de El Auto Fanástico en la ficción. En la realidad, David Hasselhoff y su Pontiac Firebird Coupé de 1986.

Esta réplica monta un cinco litros V8 y tiene el volante en forma de “w”, el mismo puesto de conducción plagado de botones y luces y una trompa con la ya archifamosa luz roja oscilante.

Además, como detalle, como plus, en el disco rígido de la computadora del auto hay grabadas más de 4.000 frases de la serie original, de tal manera que quien lo conduzca tenga la sensación de estar teniendo una conversación con K.I.T.T. (Knight Industries Two Thousand).

La subasta, a través de la casa californiana Julien’s Auctions (www.julienslive.com), empezó el 9 de este mes con un precio base de 15.000 dólares. Ya va por los 30.000, y se espera que alcance los 50.000 dólares.

La iniciativa de Hasselhoff es donar lo recaudado para la ayuda de niños enfermos. Y además de K.I.T.T., otros objetos de la famosa serie también forman parte del lote 452. Hasta el 27 de este mes, K.I.T.T. se encuentra en exhibición en el Museo de Íconos de Estilo en Irlanda.

Fuente: De Autos

 

xxxxxxxxxx-506x344