Bachelet suspendió su visita a la Argentina por el incendio en Chile

La presidenta de Chile, Michelle Bachelet, canceló esta noche su viaje a la Argentina para reunirse con su par Cristina de Fernandez Kirchner debido al voraz incendio que afectó a Valparaíso, confirmaron funcionarios de ese país. La mandataria nacional iba a recibir este martes a Bachelet, en el primer viaje al exterior que la jefa de Estado trasandina iba a realizar desde que asumió el cargo el 11 de marzo pasado.

La presidenta chilena canceló la visita ante la situación de emergencia derivada por un incendio que hasta el momento dejó 12 muertos y unos 10.000 evacuados en Valparaíso, informó este domingo el ministro del Interior, Rodrigo Peñailillo.

Además de los 12 muertos y los 10.000 evacuados, el incendio iniciado el sábado en Valparaíso, ciudad puerto declarada patrimonio de la humanidad por la Unesco, dejó además 2.000 viviendas destruidas, 850 hectáreas arrasadas y 8.000 damnificados, según cifras oficiales.

Asimismo, a primera hora del lunes, la mandataria mantendrá una reunión con ministros sectoriales para tomar medidas ante la catástrofe, la segunda desde que golpea el país desde que asumió su segundo mandato. En ese sentido, el 1 de abril un terremoto de 8,2 sacudió fuertemente el norte del país.

Cristina Kirchner tenía previsto analizar junto a Bachelet los temas de la relación bilateral, en especial los relacionados a mejorar la comunicación terrestre entre ambas naciones.

Al ser una visita internacional de Estado, por lo cual Bachelet iba a concurrir además al Congreso nacional y a Tribunales, pero debido a que coincidirá con la víspera del feriado largo por Semana Santa, las autoridades parlamentarias estaban abocadas a garantizar la presencia de los legisladores que no estarán partiendo a sus respectivas provincias durante ese día.

La presidenta chilena y su comitiva iban a ser recibidas por Cristina Kirchner a última hora de la tarde en la explanada de la Casa Rosada y luego ambas subirían al despacho donde mantendrían una audiencia privada.

Allí, las jefas de Estado revisarían la agenda bilateral, coordinarían posiciones comunes a nivel internacional, y temas de integración como los migratorios y la conectividad entre los dos territorios, ya que las autoridades de ambos países reconocen la escasa cantidad de pasos y túneles que hay a lo largo de los más de 5 mil kilómetros de frontera, aunque finalmente se postergó.

Esa misma agenda ya había sido abordada previamente, la semana pasada, durante un encuentro preparatorio que mantuvieron los cancilleres Héctor Timerman y Heraldo Muñoz, en el Palacio de la Moneda, sede del gobierno chileno.

En ese marco, la mandatarias buscaban relanzar el Tratado de Maipú de Integración y Cooperación entre Chile y Argentina, que fue suscripto por ellas el 30 de octubre de 2009, pero que luego no mostró demasiados avances cuando Bachelet fue sucedida por Sebastián Piñera.

Ese entendimiento establece el seguimiento de los estudios de factibilidad y eventual desarrollo de los proyectos relativos al Túnel de Baja Altura-Ferrocarril Trasandino Central y al Túnel Internacional Paso Agua Negra, además de la constitución de grupo de trabajo especial para la Adopción de un Acuerdo General sobre Libre Circulación de Personas.

También abarca temas de Integración Física y Conectividad de ambos países como el paso por el Túnel Las Leñas, la Comisión Binacional Optimización del Paso Cristo Redentor, el Paso Pehuenche y su ruta internacional.

A su vez, medios chilenos adelantaron que Bachelet se comprometió, a pedido de la oposición, a incluir en el temario con su par argentina el caso del pedido de extradición del exguerrillero chileno Sergio Apablaza Guerra, acusado de realizar un atentado contra un senador en período democrático. Por otro lado, aún restaba definir si las presidentas iban a firmar acuerdos de cooperación y si darían una declaración conjunta a la prensa tras el encuentro en la Rosada.

Bachelet iba a pasar la noche en Buenos Aires y al día siguiente tenía previsto visitar el edificio del Senado, donde hablaría con los legisladores argentinos, y también iría a la Corte Suprema de Justicia, pero todas esas visitas quedarán para cuando reprograme su viaje a la Argentina.

Fuente: Diario Popular.