Detectan mancha de combustible en la zona de búsqueda

Las autoridades australianas encargadas de coordinar la búsqueda del avión malasio desaparecido el 8 de marzo advirtieron que es tiempo de hacer un registro submarino. Para ello utilizarán un vehículo autónomo llamado “Bluefin-21”.

“Tras seis días sin detectar señales acústicas es tiempo para buscar bajo el agua”, planteó Angus Houston, jefe del Centro de Coordinación de Agencias Conjuntas.

El submarino rastreará un área de 40 kilómetros cuadrados durante 24 horas. Esta zona fue limitada según los cálculos de los expertos quienes creen que allí está hundida la aeronave.

“Las misiones empezarán donde los expertos, tras analizar los datos e informaciones obtenidas, han determinado como el punto más probable terminó el avión”, dijo Houston en una conferencia de prensa.

Además, desde el buque Ocean Shield informaron ayer que encontraron una mancha de combustible que se está analizando para determinar si pudo haber sido del avión.

Fuente: Diario Veloz.