Para el Indec, la inflación de marzo fue 2,6%

El ministro de Economía, Axel Kicillof, informó que la inflación oficial fue del 2,6% para marzo, según el nuevo Indice de Precios Nacional y Urbano (IPCNu). El escenario de presentación cambió con respecto a las dos últimas conferencias. El ministro presentó la cifra mensual sin contar a su lado con los directores del Indec, Ana María Edwin y Norberto Itzcovich, que observaron la conferencia desde la primera fila del microcine del Ministerio de Economía.

Kicillof anticipó que la “considerable desaceleración” de precios que se presentó en marzo con respecto a los índices de enero y febrero –que fueron del 3,7% y el 3,4% respectivamente– también se extendió a las dos primeras semanas de abril, de acuerdo a los informes parciales que se realizan desde la Secretaria de Comercio de Augusto Costa.

La desaceleración se dio en todos los rubros, excepto en indumentaria (5,3%) y educación (6,2%) por los efectos estacionales. El rubro de alimentos y bebidas subió un 2,4%, la vivienda y servicios, un 1,2%; el equipamiento y mantenimiento del hogar, 3,5%; la atención médica, un 1,3%; transportes y comunicaciones subió un 3%; el esparcimiento, un 0,4%; y otros bienes y servicios subió un 2,6 por ciento.

Con todo, el acumulado da una inflación del 10% para el primer trimestre del año, que equivale al promedio del año que había proyectado el Gobierno en el Presupuesto 2014.

Abril comenzó con la estacionalidad alcista del turismo por Semana Santa, el efecto de la suba de las tarifas por efecto de la rebaja de subsidios –con fuerte impacto en el presupuesto de algunos hogares– y un nuevo incremento de los combustibles para automotores.

A favor, contribuyen la estabilidad cambiaria y la vuelta de las promociones y descuentos por parte de las casas comerciales y emisores de tarjetas de crédito, en particular para la línea de televisores, de cara al Mundial, así como en la rama automotriz, luego del derrumbe de las ventas en marzo.

El tercer cálculo de la variación de los precios al consumidor de 2014 mostró una amplia dispersión entre las consultoras privadas. El mínimo lo obtuvo la consultora abeceb.com, con un 2,9%, y el máximo M&S, con un 3,8 por ciento.

Para Finsoport, la consultora del ex viceministro Jorge Todesca, “la inflación de marzo se ubicó en 3,2%, con una suba del 3,7% en alimentos, algo por debajo que otros meses”, aseguró.

“Los precios no han bajado, pero se han reducido los aumentos, y el motivo es que evidentemente cayó el nivel de actividad económica. La gente no compra en los niveles en que lo hacía anteriormente”, dijo el ex presidente del Banco Central y analista Rodolfo Rossi a Reuters.

La medición Congreso, que es un promedio de las estimaciones de las principales consultoras privadas, acumuló en el primer trimestre un aumento de 12,6%, superando en casi un punto el incremento de haberes que recibieron los jubilados a fines de marzo.

“Para abril se ve una caída de alimentos y liquidación de indumentaria, por eso podría estar un punto menos que en marzo y podría estar en 35% y 36% anual”, estimó Todesca.

Esa variación indica que el salario promedio de la economía acusará una disminución en términos reales, unos cuatro puntos porcentuales. Aunque la pérdida se prevé más marcada por efecto de la reducción de las horas trabajadas que provoca una economía recesiva y que ahora el Gobierno intenta revertir con un proyecto de ley de eliminación de las contribuciones patronales a la Seguridad Social para el total de la nómina de los microemprendimientos y parcial para los nuevos puestos de las empresas con más de siete empleados.

Fuente: Infobae.