Colón le ganó a Newell’s y se afianza arriba

Colón de Santa Fe volvió al triunfo luego de dos fechas, se alejó un poco más de los puestos de descenso, y alcanzó en la punta del torneo Final de fútbol a Estudiantes de La Plata, tras vencer hoy por 1-0 a Newell`s Old Boys, en Rosario, en un partido por la 14ta. jornada.

El gol del conjunto que dirige Diego Osella lo anotó el delantero Lucas Alario, a los 30 minutos de la segunda etapa, período en el cual el equipo local sufrió las expulsiones de los volantes Lucas Bernardi (28m.) y Hernán Villalba (49m.).

Colón, con esta victoria, no sólo llegó a los 25 puntos -la misma cantidad que Estudiantes- sino que además engrosó su promedio (1,257); mientras que Newell`s, que ya suma tres partidos sin ganar de local (un empate y dos derrotas), se quedó con 17 unidades.

El equipo local asumió el protagonismo desde el comienzo, tuvo la tenencia de la pelota, aunque careció de profundidad más allá de que el director técnico Ricardo Lunari apostó al mismo dibujo táctico, 4-3-3, que utilizaron Gerardo Martino y Alfredo Berti, sus antecesores.

Apenas un mano a mano de Martín Tonso, recién a los 38 minutos de juego, fue lo que generó el equipo rosarino en la etapa inicial.

Es que Newell`s no logró quebrar el esquema defensivo que dispuso el DT Osella.

Y Colón, más allá de ese planteo mezquino -piensa más en conservar la categoría que en pelear por el título-, tuvo la apertura del marcador a los 6 minutos con un mano a mano de Lucas Alario.

Así, con esquemas y armas distintos, los dos equipos dispusieron de sus chances, pero Nahuel Guzmán, primero, y Germán Montoya, después, evitaron las caídas de sus arcos.

El segundo tiempo fue muy similar al primero: Newell`s acentuó su dominio y Colón se replegó aún más y apostó a un contragolpe para llevarse los tres puntos.

Dentro de ese contexto ambos entrenadores realizaron cambios, pero nada varió.

Un Newell`s falto de juego, fútbol e ideas solamente estuvo cerca de la victoria con un remate de Milton Casco que se estrelló en el travesaño, a los 26 minutos.

Pero dentro del pobre rendimiento del equipo local, también llegó el fastidio de Bernardi, quien por protestar recibió la roja, a los 28 minutos.

Y encima Colón, 120 segundos más tarde, lo ganó como su director técnico lo planteó, con un contraataque perfecto: centro desde la derecha de César Meli y un soberbio cabezazo de Alario.

Sobre el final hubo alguna que otra llegada de gol para Newell`s, que terminó con nueve por la expulsión de Villalba, pero el triunfo del equipo de Osella fue inobjetable.

Fuente: Télam.