El juez de la causa Fariña rompió el silencio

El juez federal Sebastián Casanello afirmó que “a todos les gusta decir que apoyaron a un juez federal”, al referirse a distintos sectores políticos que dijeron haberlo respaldado para llegar a su cargo.

“Está lleno de mitos”, insistió y argumentó que “hace 20 años” que trabaja en la justicia. Su actividad judicial, dijo, le “impide hacer política”, a la vez que también negó un vínculo con la organización “Justicia Legítima”.

Cuando se le preguntó acerca de las críticas en su contra en torno de una supuesta lentitud para avanzar en la causa contra el empresario Lázaro Báez afirmó: “Todos buscamos celeridad”.

Pero “es un presupuesto falso que la causa no avanza”, afirmó, tras lo cual atribuyó la supuesta lentitud a que el “Código de Procedimientos es una copia del código napoleónico de 1808” que torna “elefantiásico” el desenvolvimiento de las investigaciones.

“A quién no le molesta una crítica”, agregó, y calificó de “injuriante” y “un agravio” que en un programa de televisión se lo caracterice como una tortuga porque eso “no se basa en argumentos”, consideró en declaraciones televisivas.

De todas formas, “los jueces tienen que estar acostumbrados a recibir agravios”, estimó, y negó que eso le genere presión, ya que si así fuera “sería un mal juez”.

Respecto de la causa contra Báez por supuesto lavado de dinero que lleva adelante advirtió que la confesión de implicados como Federico Elaskar y Leonardo Fariña dan “una complejidad mayor” a la investigación, ya que provienen de imputados.

En ese caso, explicó, primero debe investigarse si quien declaró “es libre o no” de hacerlo.

Además, “una cosa es que vayan” a una dependencia judicial a realizar la declaración “y otra cosa es frente a una cámara” de televisión, manifestó.

Fuente: Minuto Uno.