Barreda quiere quedarse con la casa de sus víctimas

El odontólogo Ricardo Barreda, condenado a reclusión perpetua por el homicidio de sus dos hijas, su mujer y su suegra, se presentó hoy en los tribunales penales de La Plata para realizar un trámite vinculado a la sucesión de los bienes de sus víctimas.

Fuentes judiciales explicaron que Barreda mantuvo un encuentro con uno de los jueces de la Cámara Penal de La Plata y luego se retiró caminando sin hacer ningún tipo de declaraciones.

Además se precisó que la presentación de Barreda en los tribunales tiene que ver con una serie de oficios que intercambiaron los fueros penales y el civil donde tramita la causa por la sucesión de los bienes que tenía con su esposa.

Entre esos bienes se encuentra la casa ubicada en las calles 48 entre 10 y 11 de La Plata, abandonada desde el 15 de noviembre de 1992, cuando Barreda cometió el cuádruple crimen.

Barreda fue condenado en 1995 a reclusión perpetua por haber asesinado a escopetazos a su esposa, Gladys McDonald (57); a sus hijas Cecilia (26), y Adriana (24), y a su suegra Elena Arreche (86).

A fines de marzo de 2011 obtuvo la libertad condicional y desde esa fecha vive en un departamento de la ciudad de Buenos Aires que comparte con su nueva pareja.

A su vez, la casa fue expropiada por una Ley de la Legislatura de la provincia de Buenos Aires para desarrollar en ese inmueble un Centro municipal de Prevención contra la Violencia de Género.

Fuente: Diario Veloz.