Castells reconoció “los piquetes generan el rechazo del pueblo”

“Hace seis o siete años tratamos de evitar los cortes de ruta”, dijo el líder piquetero Raúl Castells, a propósito del proyecto de ley para limitar esa forma de protesta, impulsado por el oficialismo a través del diputado Carlos Kunkel. “Una medida que no tenga el consenso popular amerita buscar otras medidas”, sostuvo.

Castells justificó sus dichos al remarcar que “Llega un momento en que incluso los que apoyan los reclamos se asquean. El uso generalizado y sistemático ha generado un rechazo popular hasta en los trabajadores”.

“Es una amargura para mí cortar una ruta. Sólo cuando son multitudinarios y masivos acompañamos los cortes de ruta”, prosiguió Castells, que insistió además en que “cuando las propias organizaciones, con un puñado insignificante de gente, cortan una ruta, generan el rechazo de nuestro pueblo. Si el pueblo entiende que ese método de lucha no es el indicado, hay que buscar la vuelta”.

No obstante, mostró sus reparos para con la iniciativa oficialista y cargó las tintas contra el diputado Carlos Kunkel, a quien vinculó con “los servicios de inteligencia”. “Justo alguien que ha matado a decenas de personas, como Carlos Kunkel, que forma parte de los servicios de inteligencia, manda un proyecto para que haya que avisar 48 horas antes que uno haga un reclamo, para que manden la policía”, disparó.

Además, aseguró que en la Argentina “se ha institucionalizado que la forma de hacerse oír frente al Estado es salir a la calle y reclamar, desde el Barrio de Recoleta, si se queda sin luz; al reclamo de justicia en cualquier lugar, por inundación o todas las formas que haya a lo largo del país”.

Y reparó en que según el proyecto de ley, es el propio Estado el que define cuándo una protesta es legítima y cuándo no. “Lo que van a ver ilegítimo son las protestas de los sindicatos, de los movimientos sociales, de los vecinos reclamando por la inseguridad”, concluyó.

Fuente: FM Cielo