Según De la Sota, el mercado automotriz “cae a pedazos”

De la Sota confirmó que en el parque industrial de su provincia hay “señales de alerta, con algunos despidos en lo que son autopartes e industrias metalúrgicas pequeñas”.

El gobernador cordobés dijo que “en lo que hace a las terminales, hemos tenido algunas suspensiones en Iveco, algunas suspensiones en Renault”, en declaraciones radiales.

De la Sota pidió también preocuparse por “los empleados de las concesionarias. Si no se venden autos cero kilómetro, si no hay service para los autos, esos mecánicos se van a tornar prescindibles”.

El gobernador reclamó al gobierno que “recapacite sobre los impuestos que ha aplicado sobre los autos. Va a terminar recaudando menos, como siempre pasa”.

Explicó que “cuando se les va la mano y hacen una presión fiscal insoportable, la gente deja de comprar, van a recaudar menos, van a perjudicar la industria y al empleo”.

SMATA Y Volkswagen negocian para evitar despidos

Directivos de la automotriz Volkswagen y del Sindicato de Mecánicos SMATA iniciaron negociaciones esta semana para evitar la pérdida de 700 puestos de trabajo en esa terminal, golpeada por la merma de producción a raíz de la caída de ventas.

Así lo señaló el secretario general del SMATA, Ricardo Pignanelli, quien atribuyó a “la caída de las ventas a Brasil y al aumento de precios del modelo Surán” como los factores que pusieron en jaque a la compañía de origen alemán.

Las negociaciones podrían incluir reducciones de horas extras, una menor jornada laboral y otras medidas tendientes a reducir costos pero sin despedir gente.

El objetivo del gremio es garantizar por un año la estabilidad laboral de todo el personal, y desde la empresa aseguran que no están despidiendo operarios, por ahora.

Empresarios y sindicalistas volverán a reunirse el martes próximo, mientras que un día después tienen agendado un encuentro con la ministra de Industria, Débora Giorgi.

Pignanelli comentó que con la empresa se analiza la apertura de jubilaciones anticipadas de 300 operarios (abarcaría 150 casos personal mayor de 65 años y otros 150 de mayores de 62 años) y un programa de suspensiones rotativas de otros 400 trabajadores, con la garantía del cobro del 75% de los salarios.

“El requisito de todo esto es que se firme la estabilidad laboral hasta abril de 2015. Queremos asegurarnos de que no habrá despidos”, sostuvo el sindicalista.

Resaltó que la situación de Volkswagen es “un caso particular que no se repite” en otras fábricas, aunque habría indicios de que el parate en el sector automotriz terminaría afectando a la mayoría de las terminales.

En esa línea, la filial SMATA de Córdoba alertó que la automotriz Iveco suspendió a todo su personal hasta el lunes próximo por “acumulación de stock”. Los operarios alcanzados por esta decisión cobrarán el 75% del salario.

“La compañía informa que las negociaciones se concentrarán en buscar alternativas que eviten despidos de su personal, actuando de manera responsable frente a la situación del mercado, sustentando así sus bases de producción en Argentina”, señaló en un comunicado la firma alemana.

La nota añade que “con más de 7.700 empleados en ambas plantas de Pacheco y Córdoba, Volkswagen Argentina es el fabricante de vehículos líder en el país”.

Córdoba: UOM denuncia 60 despidos en 4 meses

La Unión Obrera Metalúrgica (UOM) de Córdoba denunció que ya se produjeron 60 despidos en el sector autopartista en lo que va del año en esa provincia, como consecuencia de la caída de ventas.

La denuncia la hizo el secretario general de la UOM, Rubén Urbano, quien se quejó de que, para justificar los despidos, las empresas se amparan en que hay una “crisis”.

“Empiezan a despedir compañeros, los empujan hasta que llegan a un acuerdo económico. No son acuerdos, son despidos encubiertos y los trabajadores no tienen otra salida”, se quejó el dirigente sindical.

Por su parte, el titular de la Cámara de Industriales Metalúrgicos de Córdoba, Emilio Etchegorry, señaló que las empresas “están con muchos problemas, y el panorama de las terminales no es mucho mejor”.

La autopartista Montich, que abastece a Iveco, había solicitado un procedimiento preventivo de crisis, argumentando que su producción cayó 25% respecto de 2013. En esta metalúrgica trabajan 500 operarios, advirtió el dirigente empresarial.

En tanto, la terminal de camiones Iveco anunció que hasta el lunes estará paralizada su planta de Ferreyra por “acumulación de stock”. Desde SMATA confirmaron las suspensiones de la compañía. Se justificó en “la caída de las ventas en el mercado interno y por el menor ritmo de la exportación a Brasil. Además del cierre de operaciones en Venezuela”.

Fuente: Infobae