Buscan mejorar el uso de riego en Villarino y Patagones

El ministro de la Producción, Ciencia y Tecnología bonaerense, Cristian Breitenstein, firmó este miércoles dos convenios para mejorar la eficiencia del uso del agua de riego en los partidos de Villarino y Carmen de Patagones, zona de influencia de la Corporación de Fomento del Valle Bonaerense del Río Colorado (CORFO), que abarca 5441 kilómetros de canales de riego y 3378 de drenaje, en un área de 140 mil hectáreas empadronadas con derecho a riego, se informó oficialmente.

Breitenstein destacó que este proyecto puesto en marcha por la Provincia “apunta a identificar las causas y reducir el daño que las malezas sumergidas provocan en los canales de riego, beneficiando a 152 consorcios de riego que incluyen a 1.365 productores de la zona sudoeste, altamente perjudicada por el avance de la desertificación.”

“Esos daños reducen en un 30 por ciento el caudal de agua a los regantes, aumentan las pérdidas por evaporación, transpiración e infiltración, por eso es indispensable el estudio de alternativas para optimizar el aprovechamiento y la preservación de este recurso hídrico disponible”, precisó el administrador General de CORFO, León Somenson.

El acuerdo marco, suscripto por el presidente de la Comisión de Investigaciones Científicas (CIC), José María Rodríguez Silveira, el director del Centro de Recursos Naturales Renovables de la Zona Semiárida (CERZOS), Néstor R. Curvetto y Somenson, fija las pautas generales para la realización de investigaciones, ensayos, estudios y entrenamiento de profesionales y técnicos.

Asimismo, el funcionario rubricó un acuerdo particular que incluye la incorporación por parte de la CIC de un becario tesista, para realizar estudios de biología, ecología y control de malezas sumergidas en canales de riego de CORFO RC. Rodríguez Silveira celebró la posibilidad de sumar “un recurso humano a través de la CIC para realizar estudios también conducentes al Doctorado del departamento de Postgrado de la Universidad Nacional del Sur”.

El proyecto se basa en tres líneas de investigación que comprenden el estudio de la biología y ecología de la planta Zanichellia Palustris, de la utilización del sulfato de cobre pentahidratado como herbicida acuático y el empleo de herbicidas residuales durante el ciclo en que los canales permanecen sin agua.

Fuente: Aninoticias.