Dramático relato de un sobreviviente del ferry de Corea del Sur

Uno de los pasajeros del ferry Sewol que se hundió la semana pasada cerca de la isla turística de Jeju, en el suroeste de Corea del Sur, habló con la BBC sobre la difícil decisión que debió tomar de saltar por la borda y salvarse, dejando atrás a los estudiantes que estaba tratando de ayudar cuando el barco empezó a hundirse.

“Estábamos intentando sacarlos. pero era muy difícil. Fue cuando decidimos abandonar la nave, pero ahora lamento haberlo hecho”, dijo Eun-su Choi, un conductor de camiones.

Se confirmó que el número de muertes asciende a 150, mientras que 152 personas continúan desaparecidas. Equipos de buzos intentan recuperar los cuerpos que todavía se encuentran en el casco del ferry Sewol.

Más de 330 pasajeros eran adolescentes y profesores que realizaban un viaje escolar a la isla de Jeju. La mayoría quedó atrapada cuando el Sewol se hundió, alrededor de dos horas después de que se pidiera auxilio.

“Súbitamente el ferry empezó a ladearse y a hundirse. Los contenedores empezaron a caer al mar. Fue cuando me di cuenta de que se iba a volcar”, recordó el conductor.

La investigación para determinar por qué ocurrió el accidente, uno de los peores en Corea del Sur, se centra en la posibilidad de que el Sewol haya realizado un giro muy brusco que movió la carga que se encontraba a bordo desestabilizando el ferry.

También se analiza cuáles fueron las órdenes de evacuación emitidas por la tripulación, debido a que se ha informado que a los pasajeros se les indicó que permanecieran en sus camarotes pese a que el barco se estaba inclinando.

Fuente: Telefe Noticias.