San Lorenzo le ganó a Gremio en busca de su lugar en los cuartos

Con gol de Correa a los siete minutos del segundo tiempo, San Lorenzo le ganó a Gremio de Porto Alegre por 1 a 0 en el partido de ida de los octavos de final del certamen continental.

La revancha se jugará la semana próxima, el miércoles 30, en el Arena do Gremio de la ciudad brasileña de Porto Alegre.

Un remate de Mauro Matos, a los nueve minutos, que se fue por arriba del travesaño, fue la única aproximación que tuvo el local en todo el primer tiempo, en el que se mostró nervioso, inconexo y atado a los nervios de su hinchada.

Enfrente del equipo de Edgardo Bauza se plantó Gremio, un equipo ordenado en lo defensivo, a la espera de alguna contra con la velocidad de Dudú, por la izquierda del ataque.

Se fue la primera parte con juego friccionado, al ritmo que le convenía a la visita y con impaciencia de la gente que colmó el estadio.

Tuvo la fortuna San Lorenzo de encontrarse con la apertura del marcador con una precisa habilitación de Matos para Correa, quien ingresó al área por el callejón central y definió abajo ante la estirada de Marcelo Grohe.

Sin embargo, la conquista del rosarino no le dio tranquilidad al juego del local, que perdió la pelota, se retrasó cada vez más a la cancha y hacia los 20m. Bauza decidió el ingreso del defensor Walter Kannemann por el enganche Ignacio Piatti.

Si la clasificación en la fase de grupos había sido un sufrimiento (como local ante Botafogo de Brasil), los instantes finales de hoy fueron una copia para los de Boedo, hasta con un tiro libre del argentino Hernán Barcos desde la puerta del área chica desviado.

Gremio mostró ambición ofensiva aunque poca inteligencia a la hora de buscar la igualdad y San Lorenzo, sobre el final, casi estira la diferencia con un remate del ingresado Juan Cavallaro, que cayó en el techo del arco.

Fue un triunfo ajustado y con pocas luces. Lo más importante, tal vez, es que los de Bauza no recibieron goles en contra, aunque el festejo mesurado del final presume que la revancha en Porto Alegre será muy complicada.

El sueño de la primera Copa Libertadores, el principal objetivo que se planteó la dirigencia de San Lorenzo, tendrá la próxima semana una prueba de fuego. Por ahora, la pasa con lo justo.

Fuente: Télam.