Vigiladores privados se encuentran en alerta y movilizados

Una vez más el Sindicato de Seguridad e Investigaciones Privadas se encuentra en estado de Alerta y Movilización, ante la situación que atraviesan empleados de la firma de seguridad privada Watchman, que presta servicio en la compañía de transporte ubicada en Guido y Solier, en ingeniero White.

“El transporte ha decidido cambiar la empresa de seguridad y a pesar de haber sido notificado, de cómo debería realizarse el traspaso de empresa, ha intentado realizarlo bajo cuerda y desconociendo los derechos de los trabajadores”, relató Federico Galeano, secretario general del SSIP.

La empresa que se retira ya notificó a los vigiladores que este viernes, entregará el servicio y que recibirán los telegramas de despido. Galeano narró que Chapelco es la empresa entrante y aún no se ha comunicado con los trabajadores, creando incertidumbre respecto al futuro laboral.

El gremialista afirma “basta de empresarios que creen que somos descartables y que pueden ignorar nuestros derechos”, en consecuencia los empleados se manifiestan frente a la compañía.