Suris habló sobre la camioneta que manejaba Fariña

El empresario detenido Juan Suris visitó los tribunales de Comodoro Py para una audiencia ante la Cámara Federal porteña por el supuesto encubrimiento del robo de una camioneta BMW, con papeles falsificados, con la que fue apresado su amigo Leonardo Fariña, actualmente en prisión en una causa por evasión.

“No sabía que era robada”, dijo Suris al argumentar que él actuó “de buena fe”, ante la Sala II de la Cámara Federal en una audiencia previa a la resolución sobre si se confirma o no el procesamiento, informaron fuentes judiciales.

La semana próxima el tribunal definirá su situación, y además la de Fariña, que en este expediente por ahora está sobreseído, pero la medida fue apelada por la fiscalía.

El novio de la vedette Mónica Farro está procesado en la causa de la BMW, pero es la imputación más leve que padece ya que está detenido con prisión preventiva, en una causa por narcotráfico y en otra por una supuesta asociación ilícita fiscal que se dedicaba a vender facturación trucha.

En noviembre pasado Fariña fue detenido por policías de la Federal en el barrio Palermo cuando iba al volante de una camioneta BMW de alta gama. La camioneta tenía pedido de captura, el número de motor estaba cambiado, entre otros problemas de papeles.

Fariña dijo en aquella oportunidad que el verdadero dueño era Juan Suris. Fue liberado después de que Suris ratificara esa afirmación y dijera que le había prestado a Fariña la camioneta. Suris hoy reiteró que la había comprado de buena fe y no sabía que tenía problemas.

Actualmente, los dos están detenidos, por otras causas más graves: Fariña por orden del juez de La Plata Manuel Blanco en una causa por evasión impositiva; y Suris por narcotráfico y asociación ilícita.

En relación a la causa por la camioneta BMW blanca con papeles falsos, el 7 de marzo pasado, el juez Norberto Oyarbide, en reemplazo del juez natural del caso Rodolfo Canicoba Corral, sobreseyó a Fariña. El fiscal del caso, Miguel Ángel Osorio, apeló la decisión por prematura y el recurso fue respaldado por su superior, el fiscal ante la Cámara Federal Germán Moldes.

Moldes señaló que debe profundizarse la investigación para “conocer los motivos que han hecho necesaria la falsificación de los documentos para transferir el vehículo, y ello en relación a todos y cada uno de los imputados y terceros mencionados en la causa”.

Ahora la Sala II de la Cámara debe resolver sobre el caso, tal vez el menos complicado para Fariña y Suris.

Fuente: Minuto Uno.