El novio fugitivo dará el sí

La historia del joven de 29 años que desapareció de Santa Fe capital el día de su boda y fue encontrado por su familia dos días después en Rosario, podrá tener un final feliz, ya que los novios intentarán otra vez contraer matrimonio el 31 de mayo.

Finalmente, Fernando Marengo fue perdonado por su novia, Virginia Taborda, pese a que el mismo día en el que se iba a casar por Iglesia, con posterior fiesta en un salón, se fue sin destino conocido. Los familiares lo buscaron durante dos días y medio por todo Santa Fe, pero finalmente apareció en Rosario. Aseguró que sufrió estrés y se escapó porque no le alcanzaba la plata.

“Estaba en un hotel de Rosario escondido. Uno de mis hijos, la novia y un amigo lo encontraron allá”, contó entonces Edgardo, el papá de Fernando, en declaraciones a la prensa. “Hizo mal el cálculo de la fiesta y se asustó. No alcanzó a resolver los problemas que tiene. Estaba todo organizado, desde junio del año pasado”, dijo.

Ahora, Virginia, su novia, asegura que lo perdonó. “Ya lo perdoné y crecimos como pareja. “Cuando miro hacia atrás, no puedo creer que nos haya pasado esto, pero en la vida todo sucede por algo”, comentó.

“Nada cambió, todo va a realizarse como lo habíamos pensado originalmente. El sábado 31 de mayo vamos a casarnos en la Iglesia de Fátima”, indicó. Finalmente, la chica puso de relieve que “fue muy fuerte lo que ocurrió el mismo día de nuestra boda, además la exposición que tuvimos frente a los medios y frente a la sociedad santafesina nos desbordó como pareja y como familia”. Pese a todo, Taborda aclaró que “nada lastimó el amor y los sentimientos que tengo hacia Fernando. El reconoció su error, y eso lo hizo crecer como persona”.

Fuente: Télam

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *