La Iglesia: “Hay cierta ineptitud para hacer frente al delito”

“Temo que podamos devenir en una argentina peor que la de hoy”. Las palabras, cuya autoría son de monseñor Jorge Lozano, están en sintonía con las denuncias que surgieron esta semana contra el nuevo ocultamiento de los índices de pobreza por parte del Gobierno y los violentos hechos de inseguridad que ocurrieron en la Provincia.

El titular de la Comisión Episcopal para la Pastoral Social señaló que el narcotráfico “no pudo lograrse sin cierta connivencia” en los distintos “niveles del Estado y de la sociedad”.

“En parte existe cierta ineptitud para hacer frente al delito, otros se hacen los distraídos, y están también quienes son amedrentados con sobornos y extorsión”, sostuvo el religioso al ser consultado sobre las responsabilidades del poder político.

Lozano descartó que Argentina se vaya a parecer a Colombia o México, aunque alertó: “Sí temo que podamos devenir que cada vez sea más difícil retroceder, lo cual no se logrará sin sangre inocente”. Y añadió: “Me parece que no hubo durante mucho tiempo (me refiero también a otros períodos de gobierno) una ponderación adecuada de la gravedad de la problemática”, concluyó el cura.

En una entrevista con el diario El Tribuno, Lozano se lamentó por la pobreza existente, y planteó que se explica “al trabajo no registrado o a los salarios insuficientes”.

“Hay sectores que crecieron mucho económicamente. Ese crecimiento se concentró en pocos bolsillos y se distribuyó una parte”, sentenció el obispo que conduce la diócesis de Gualeguaychú. Si bien destacó que los planes sociales “son necesarios” para atender a las necesidades más urgentes, advirtió: “El camino para superar la pobreza es el trabajo debidamente registrado y con un salario justo”.

Según el Observatorio de la Deuda Social de la Universidad Católica Argentina (UCA), la pobreza volvió a subir en el último trimestre de 2013 y alcanzó al 27,5 por ciento de la población. Otros estudios plantean ese valor trepa al 36 por ciento, como el elaborado por el Instituto Pensamiento y Políticas Públicas (IPyPP), que coordinan los economistas Claudio Lozano y Tomás Raffo.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *