El presunto violador de Mar del Plata se cortó los genitales

Claudio Valente, acusado de cinco casos de violaciones cometidos el último mes en Mar del Plata, se provocó lesiones en sus genitales con una maquinita de afeitar, por lo que tuvo que ser derivado desde la Unidad Penitenciaria 44 a un hospital

El fiscal Fernando Berlingeri informó que “en la jornada de ayer, personal penitenciario observó que el interno Valente se estaba autolesionando con una máquinita de afeitar sus genitales, por lo que actuaron para que deje de lastimarse”.

“Inmediatamente se resolvió trasladarlo al hospital Interzonal de Mar del Plata, donde los médicos le realizaron las curaciones pertinentes”, indicó el funcionario judicial.

Los cinco casos de abuso sexual que le atribuyen a Valente (42) los investigan los fiscales marplatenses Berlingeri, Mariano Moyano, y María Isabel Sanchez.

Fuentes judiciales informaron que una mujer de 30 años lo señaló ayer durante una rueda de reconocimiento como el hombre que la violó el 24 de marzo último en la ciudad balnearia.

El reconocimiento se sumó a los realizados por otras chicas que sindicaron al detenido como la persona que las redujo con un cuchillo, las privó de la libertad, las obligó a ingerir pastillas de Clonazepan y luego las violó.

Valente fue detenido hace una semana en el cruce de las calles Entre Ríos y Colón, por personal de la Dirección Departamental de Investigaciones (DDI) Mar del Plata, que al verlo pasar consideró que tenía rasgos similares a los de un identikit confeccionado en base a datos aportados por las víctimas.

En el momento de la detención el sospechoso tenía un blister de pastillas de Clonazepam, un llavero de un auto Volkswagen y un encendedor que sería el mismo que le había robado a una de las jóvenes violadas.

En tanto, una huella palmar encontrada por la Policía Científica en el vehículo Gol Trend de una de las víctimas coincide en un cien por ciento con la del detenido.

El acusado se encuentra alojado en la Unidad Penitenciaria 44, en Batán, y tiene una condena de 11 años y ocho meses de prisión por los delitos de robo agravado y privación de la libertad.

Como consecuencia de ello, gozaba de una libertad asistida otorgada por la Justicia de Capital Federal el 5 de febrero de 2014.

Fuente: Diario Popular.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *