Carrió hizo explotar la interna en UNEN

“Tengo el sueño de ser gobernadora de la provincia de Buenos Aires; no puedo porque no cumplo los requisitos, pero cuando me traslade a Capilla del Señor quiero serlo”, había dicho Elisa Carrió días atrás y despertó la inmediata respuesta de su socia política Margarita Stolbizer, quien salió a marcarle la cancha.

La líder del GEN opinó que la chaqueña “no es seriamente una candidata” a competir en la provincia porque “no reúne las condiciones formales”, como haber nacido en el distrito o contar con cinco años de residencia permanente.

Con la autoexclusión de Stolbizer de la competencia por la gobernación bonaerense, luego de sus tres experiencias electorales (2003, 2007 y 2011), el FAU carece de otro nombre que garantice cierto nivel de competitividad en el principal distrito electoral del país.

“No voy a ser ni candidata ni voy a integrar ninguna fórmula; es razonable que yo no esté en esa pelea”, dijo a Télam Stolbizer, convencida de que las postulaciones no deben repetirse “eternamente” y que esos desafíos deben trasladarse a “nuevos dirigentes”.

En este marco, la UCR, el socialismo, la Coalición Cívica-ARI (CC-ARI), el GEN, Libres del Sur, el Frente Cívico de Córdoba, un sector de Proyecto Sur y el Partido Socialista Auténtico tienen el doble desafío de replicar el FAU en la provincia y encontrar un postulante competitivo para dar pelea en un bastión tradicionalmente peronista.

En el radicalismo -la fuerza que cuenta con el mayor peso territorial en el distrito- ya comenzaron las pujas internas entre los posibles contendientes a la Gobernación.

Hasta el momento, son tres los aspirantes para el 2015: el ex intendente de Pergamino y actual diputado nacional, Héctor “Cachi” Gutiérrez; el neurocientífico, Facundo Manes, y el diputado nacional, Miguel Bazze, quien es impulsado por el sector que lidera Ricardo Alfonsín.

La postulación de Manes cuenta con el respaldo del titular de la UCR, Ernesto Sanz, quien es uno de los cinco presidenciables del FAU, junto a Hermes Binner, Elisa Carrió, Julio Cobos y Fernando “Pino” Solanas.

“Los radicales tenemos la obligación de presentar un precandidato propio”, señaló a Télam Bazze, quien admitió su interés en asumir el “difícil desafío” de postularse en un distrito “electoralmente complejo” para las opciones no peronistas.

Con todo, el ex titular de la UCR bonaerense aseguró que los esfuerzos del espacio socialdemócrata debe estar centrado en poder lograr una “propuesta competitiva”.

En el GEN pasa otro tanto, donde el ex intendente de Bahía Blanca y actual senador nacional, Jaime Linares; los ex diputados Horacio Alcuaz y Gerardo Milman y el legislador Omar Duclos, cuentan por igual con la venia de Stolbizer.

Fuentes del socialismo dijeron a Télam que “todavía no hay precandidatos”, pero que la idea será consensuar un binomio junto a los viejos socios del Frente Amplio Progresista (FAP), es decir, el GEN y Libres del Sur (el Frente Cívico de Córdoba no tiene actores en tierras bonaerenses).

Con todo, la fuerza que lidera Binner ve con buenos ojos la posibilidad de que Linares encabece la postulación para gobernador bonaerense o que la candidatura recaiga sobre un “figura menos conocida”, convencida de que la futura fórmula presidencial sea capaz de “traccionar un importante caudal de votos” en la provincia.

Los radicales, en cambio, estarían dispuestos a que un “extrapartidario” o una “personalidad destacada” tome la posta que dejó Stolbizer, siempre y cuando se “ajuste a los lineamientos programaticos” del futuro frente.

Desde Libres del Sur, Humberto Tumini, sumó a la lista nombres el del dirigente de su espacio, Jorge Ceballos, mientras que en la CC-ARI juzgan “precipitada” la discusión por las candidaturas y hasta pusieron reparos en formar parte del armado opositor, sin una discusión “programática” previa.

En declaraciones a Télam, el titular de la CC-ARI bonaerense y ex diputado Walter Martelo se mostró contrario a que la alianza nacional sea replicada en la provincia, sin dar antes una “profunda discusión programática” que “permita tener una visión única o parecida” sobre qué “tipo de políticas necesita el distrito”.

En ese sentido, Martello recordó las “diferentes” posturas que la coalición y la UCR asumieron en la Legislatura frente a los proyectos de ley enviados por el ejecutivo local y puso a modo de ejemplo el tratamiento del Presupuesto provincial que fue votado por la UCR y rechazado por la fuerza creada por Carrió.

Martello adelantó que la decisión de integrar la versión provincial del FAU recién se abordará en el Congreso partidario del año próximo.

Fuente: A las Siete

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *