El Chino Maidana peleó a lo grande, pero no fue suficiente

El Chino Maidana peleó con el corazón, pero el enorme Floyd Mayweather ganó la pelea del año por puntos en el MGM de Las Vegas en un fallo mayoritario.

Con el triunfo ajustado (las tarjetas oficiales fueron: 114-114; 117-111 y 116-112 para Mayweather) pero inapelable, el boxeador estadounidense unificó los títulos de la CMB y la AMB de la categoría welter; venció al santafecino, que fue un digno retador, sobre todo al comienzo de la pelea.

La decisión fue recibida con silbidos por parte del público, incluidos los cerca de 3.000 argentinos que estuvieron alentando con sus cánticos a Maidana.

El estadounidense mantuvo su récord invicto, mejorado a 46-0, mientras el Chino deja su hoja en 35-4.

Maidana pareció sacar ligera ventaja en los primeros asaltos con un furioso ataque al cuerpo de su rival, fue agresivo, lo atacó con una batería de golpes y lo hizo durante buena parte del combate, arrinconando a Mayweather en las cuerdas.

Las estadísticas de la pelea muestran que el argentino conectó 221 de los 858 golpes que lanzó en toda la noche, mientras Mayweather aterrizó 230 impactos de los 426 que tiró.

El bajón del Chino a partir del 6°. La frecuencia de golpes de Maidana decayó con el paso de los minutos. Mayweather, mejor en defensa, equilibró el combate y con precisión y sin prisa fue erosionando poco a poco la resistencia del argentino, sobre todo en el séptimo asalto.

En el noveno, el acierto del estadounidense era de un 55 por ciento por el 25 del argentino, pero los golpes lanzados eran más del doble (733 por 345), por lo que la pelea seguía abierta e igualada.

En el 11°, el estadounidense hincó la rodilla, pero fue más por un empujón que por un golpe de Maidana.

Al final del duodécimo y último, ambos levantaron los brazos como ganadores, reflejo de lo cerrado de la pelea. Mayweather conectó al final nueve golpes más que Maidana. Los jueces tenían que decidir y lo hicieron a favor del multicampeón, que sigue invicto pero que sufrió como nunca.

Fuente: Canchallena

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *