Mujica asume el “turismo cannábico”

El presidente uruguayo José Mujica reivindicó la ley que legaliza el consumo de marihuana en Uruguay, que entrará en vigencia el martes, y criticó las normas establecidas en otros países, a las que llamó “hipócritas”. Entre ellas, Mujica dijo que el sistema impuesto en Colorado, Estados Unidos, es “una ficción” ya que las autoridades “le pierden el rastro al que compra”. A su vez, asumió que su país podrá atraer al llamado “turismo cannábico” pero estimó que estos compradores “no encontrarán mucha yerba” ya que solo será legal para residentes. “Van a venir, pero somos una sociedad bastante madura y no creo que haya una disponibilidad. Alguna cosita puede ser que se nos escape”, asumió.

Los uruguayos celebraron ayer la legalización, con la marcha por el Día de la Marihuana, que se realizó también en otras ciudades del mundo, entre ellas Buenos Aires. El presidente firmará mañana el decreto de reglamentación de la ley que fue aprobada en 2013. Los uruguayos podrán adquirir la hierba a un costo aproximado de un dólar el gramo en las farmacias a los consumidores que se registren ante el Estado.

Para acceder a la marihuana, los usuarios deberán registrarse ante el nuevo Instituto de Regulación y Control del Cannabis (IRCCA) para comprar hasta 40 gramos por mes, en envases de hasta 10 gramos, rotulados con mensajes de advertencia a la salud y con un tiempo de preservación “de hasta seis meses”, según anunció el prosecretario de la Presidencia de Uruguay, Diego Cánepa. Sólo los ciudadanos uruguayos naturales o legales, o aquellos que demuestren residencia permanente podrán registrarse de manera gratuita como “adquirentes de cannabis” para comprar la droga en las farmacias habilitadas por el Ministerio de Salud Pública que deseen vender.

En una entrevista exclusiva con la agencia Associated Press (AP), Mujica comparó la ley uruguaya con la de Colorado, que el año pasado se legalizó el consumo con fines recreativos (ya era legal para uso medicinal). Allí, dijo Mujica, el estado “pierde el rastro” de los consumidores, lo que no ocurrirá en Uruguay, donde el usuario podrá retirar de las farmacias solo diez gramos de marihuana por semana. En Colorado, se pueden adquirir 28 gramos en cada compra, pero no hay un límite establecido.

“No acompañamos la idea de que la marihuana es benigna, es poética y toda rodeada de virtudes. Ninguna adicción es buena”, dijo.

A su vez definió como “flor de lío” la posibilidad de que los productores clandestinos de Paraguay, a través del narcotráfico, inunden el mercado uruguayo de marihuana más barata que la legal. “Algún jerarca de Paraguay ya nos ha hecho llegar el mensaje de que ellos van a seguir vendiendo y de que Uruguay no va a poder nunca producir al costo al que producen ellos”, dijo.

Fuente: Infonews

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *