Desviaban vuelos pero piloto decidió aterrizar por trasplante

Ocurrió ayer en Córdoba, donde el piloto de un avión que trasladaba el órgano logró aterrizar pese a que el aeropuerto estaba inoperable por la niebla, en una decisión que le permitió al paciente recibir el corazón y estar en recuperación.

El receptor, un hombre de 50 años, “está en muy buen estado y con una evolución favorable”, confirmó a Télam el doctor Mario Sorbera, director del Sanatorio Allende donde se realizó la operación.

El médico contó que el corazón llegó de Mendoza para el paciente que ingresó el 2 de mayo en “emergencia nacional” con el trasplante como única alternativa para vivir.

La operación fue posible gracias a la destreza del piloto del avión que traía el órgano, quien logró el aterrizaje en condiciones de visibilidad casi nula.

El vuelo llegó en momentos de la mañana, cuando ya se habían suspendido las operaciones de despegue y aterrizaje en el aeropuerto de la capital cordobesa.

El piloto, Claudio Pistone, relató que los médicos no decían que les quedaba muy poco tiempo. “Estábamos a minutos de no poder implantar el corazón”, relató.

El avión hizo el trayecto desde Buenos Aires a Córdoba para buscar a los médicos y se dirigió a Mendoza para realizar la ablación al donante para luego regresar a la provincia del centro del país.

Pistone, su copiloto Martín Herrera y un equipo de cinco médicos debían partir desde Mendoza hacia Córdoba a las 5, pero se retrasaron por las condiciones del tiempo en Córdoba.

El avión finalmente aterrizó y la operación pudo comenzar ayer a las 8.40, precisó el doctor Sorbera.

“Dos horas después uno de los médicos nos avisó por mensaje de texto que el órgano estaba implantado y funcionando bien”, resaltó Pistone en declaraciones televisivas.

Fuente: Télam.

One thought on “Desviaban vuelos pero piloto decidió aterrizar por trasplante

  • 8 mayo, 2014 at 09:06
    Permalink

    esa es la gente que presisa argentina,con mucho huevo,adelante claudio capo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *