A Lanús se le escapó el triunfo sobre el final

Para Bolívar, alentado por unos seis mil simpatizantes, fue el segundo empate que consigue en doce presentaciones en Argentina (el anterior fue por la Copa Libertadores 1991 con Boca Juniors sin goles) y diez derrotas.

Los visitantes salieron con un planteo muy cauteloso, con cinco defensores, y la aspiración de aguantar los primeros minutos, pero rápidamente Lanús encontró la ventaja, con un remate potente de Benítez.

No cambió la tesitura del Bolívar, que no inquietó en toda la etapa al arquero de Lanús, Agustín Marchesín, soportó como pudo los embates del dueño de casa, bien comandados desde el mediocampo por Diego González y Leandro Somoza.

Sin embargo, los dirigidos por Guillermo Barros Schelotto no fueron claros para concretar el total dominio de pelota que tuvieron y se fueron al descanso con la ventaja mínima.

Después del descanso Bolívar tuvo una buena llegada con un disparo de Juan Carlos Arce que salvó Marchesín y luego Marcos Astina se perdió ampliar la ventaja, con una definición por arriba del travesaño, luego de un tiro libre de Víctor Ayala.

Entre Lanús que no superaba la ordenada defensa boliviana y algunos espacios que empezó a dejar en defensa, en tiempo de descuento el estadio enmudeció, tras un golazo de Ferreira, al ángulo izquierdo desde afuera del área.

Para los argentinos será una prueba de fuego, porque hasta con un empate sin goles quedará afuera en La Paz. Una llave que, a priori, lo tenía como favorito, lo encuentra ahora ante una difícil revancha contra una de las revelaciones de la Copa.

Fuente: Télam.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *