Un pueblo precordillerano cobra “entrada” a turistas

El municipio de Vinchina cobra un bono contribución para ingresar a esa localidad, ubicada a más de 300 kilómetros al oeste de la capital riojana, ocasionó quejas de vecinos y turistas, además de un planteo de inconstitucionalidad.

Es que Vinchina, anteúltima población antes del límite con Chile, es el punto de acceso a la reserva natural Laguna Brava, entre otros atractivos turísticos.

El bono cuesta entre 10 y 40 pesos, según el origen del interesado: si es riojano, menos; si es de otro país, más.

La cooperativa Laguna Bravo planteó la “inconstitucionalidad” del gravamen al Concejo Deliberante, luego hizo una presentación judicial y terminó por entrevistarse con autoridades de Turismo de la provincia.

“Están inflexibles en el departamento”, se lamentó Fernando Zavaley, presidente de la cooperativa.

El hombre explicó a la prensa que desde el año 2012, con modificaciones en 2013, hay una ordenanza que le permite al municipio de Vinchina cobrar una entrada a la reserva.

El referente social señaló que como para llegar hasta la Laguna Brava hay que atravesar Vinchina y recorrer la Cuesta de la Troya, un atractivo turístico en sí mismo, están habilitados a exigir ese pago.

Zavaley indicó que “el malestar de los turistas es que el puesto de control se trasladó al ingreso de Vinchina y muchos turistas decidieron irse” sin visitar la zona ni el pueblo. Detalló que el municipio “les cobra 30 pesos por persona para personas fuera de la provincia, 20 pesos si son de la provincia y 10 pesos del resto de la provincia. En el caso de ser extranjeros son 40 pesos”.

Vinchina es una pequeña localidad donde el turismo puede conseguir alojamiento y comida antes de seguir hacia la cordillera. Buena parte del turismo que recibe es de poder adquisitivo medio y alto, mucho del extranjero.

Fuente: Minuto Uno.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *