Kicillof aseguró que “la palabra inflación es absurda”

Axel Kicillof volvió a embestir contra los bancos, luego de que su viceministro Emmanuel Álvarez Agis confirmara que evalúan imponer nuevas regulaciones por las altas tasas que cobran en los préstamos a sus clientes.

“Los bancos timbeaban con el dólar”, recordó el ministro de Economía. Además, apuntó puntualmente contra el titular del banco Macro, Jorge Brito, por sugerir que podía haber una devaluación en los próximos meses: “Lo de Brito es una amenaza. Ya están anunciando una megadevaluación para fin de año. El que dice que se viene una tormenta es porque vende paraguas. Brito debería ser más prudente, fundamentar lo que dice y mostrarle a los argentinos todo lo que ha ganado con esos movimientos”.

El titular del Palacio de Hacienda reconoció que está “preocupado” por la ola de suspensiones que recorre a toda la cadena del sector automotor por la caída en las ventas, pero advirtió que las compañías deben mantener las fuentes de trabajo debido a las “ganancias extraordinarias” que tuvieron en los últimos.

“Reafirmo nuestro compromiso inclaudicable con el sostenimiento de las fuentes de trabajo”, dijo Kicillof, en diálogo con el programa “El fin de la metáfora” en radio Nacional Rock. Anticipó además que ya trabaja en la búsqueda de una estrategia que intente recuperar el nivel de ventas y producción que el año pasado marcó un “récord mundial” en el sector. Para ello, anticipó, prevé mantener una reunión conjunta con empresarios de la Argentina y Brasil, países que consideró “siameses” en lo que tiene que ver con la actividad.

“Cuando allá se venden menos coches, en Argentina hay problemas de producción. Lo mismo sucede allá cuando acá tenemos problemas acá”, recordó.

“Hemos visto en los últimos meses que han aparecido las ofertas, las facilidades. Lo que queremos es que retrotraigan los precios. No es que buscamos un interés particular, sino porque no van a vender. Yo estoy seguro que si ponen precios justos, las ventas van aumentar”, dijo el funcionario kirchnerista.

“Le pedí a los propios empresarios que reconocieran el tema o que lo confesaran. Han tenido gananancias fabulosas para la industria. El año pasado batimos el récord de todos los récords en ventas y en producción”, dijo el ministro. Y consideró que la crisis de las automotrices se da ahora a escala mundial.

Sin embargo, señaló que su equipo económico está “trabajando para fomentar el comercio bilateral”, porque ha bajado un 17 por ciento la colocación de coches en el mercado brasileño. Y añadió: “Esto se va a arreglar en una acción conjunta de los dos gobiernos”.

“Por supuesto que nos preocupan las suspensiones, así como nos preocupa que aquella gente que en 2001 no tenía trabajo hoy pueda comprarse su auto”, manifestó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *