Aprovechando que no había nadie, se llevaron todo

Un nuevo hecho de inseguridad se suma a la estadística al ser desvalijada una vivienda ubicada en Rodríguez 470 durante la noche de ayer.

La casa, donde reside Álvaro Aristizábal junto con su familia, se encontraba vacía sobre las 21 cuando, al regresar su esposa, encontró una ventana rota y mucho desorden en el interior.

Al llegar Aristizábal y, casi al mismo tiempo, un patrullero convocado por el servicio de emergencias 911, constataron el faltante de dinero, relojes y artículos electrónicos varios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *