El “Caballo” Suárez irá a juicio oral

Se conoció la decisión, por parte del juez Rodolfo Canicoba Corral, de enviar a juicio oral a Omar “Caballo” Suárez, hoy detenido en Ezeiza, por dos causas de vieja data: entorpecimiento de las vías navegables y extorsión, utilizando el poder que manejaba desde su gremio. Aún no se sabe en qué tribunal oral cayó el pedido. Así el juez dio lugar al pedido del fiscal Gerardo Pollicita.

La causa por la que será juzgado el ex titular del Sindicato Obrero Marítimos Unidos (SOMU) y uno de los sindicalistas preferidos de Cristina Kirchner tuvo su origen en la denuncia que hicieron empresarios navieros que recibían aprietes por parte de Suárez para dejarlos ingresar los buques a puerto: les pedían dinero que, de acuerdo a las denuncias, nunca ingresaba al gremio sino que era destinado en parte a cursos de capacitación que se dictaban en la Fundación Azul.

Uno de los denunciantes fue Máximo Padilla, quien presentó a la Justicia audios en los que se escuchaba al sindicalista apretarlo. Estas escuchas datan de 2012. A estos sucesos se le sumó, en 2014, la denuncia por administración fraudulenta hecha por un grupo de sindicalistas disidentes, encabezados por Alejandro Giorgi, que llevó a la decisión judicial de Canicoba de intervenir el gremio, en febrero de este año.

Desde esa fecha hasta hoy el equipo conducido por la interventora Gladys González elevó informes al Juzgado Nª 6 de Canicoba en los que denunció todo tipo de irregularidades con fondos del gremio, además de faltantes de activos como vehículos.

A raíz de las denuncias de la intervención, Suárez está detenido desde septiembre para que se lo investigue si lideró una asociación ilícita para fondear empresas que administraban gente de su entorno y en las que él figura, incluso como director de algunas. Además, está imputado por el fiscal Ramiro González por presunto lavado de activos. Por estos caso aún no se ha elevado a juicio oral ya que aún se siguen recopilando pruebas.

Finalmente este diario pudo saber de fuentes judiciales que la defensa del sindicalista presentó un escrito para que Suárez fuera trasladado de Ezeiza a un sanatorio “por una grave dolencia”, situación por la que los abogados deberán presentar los certificados médicos correspondientes. En ámbitos judiciales creen que esta maniobra es la previa a pedir la prisión domiciliaria. Suaréz nació el 13 de marzo de 1950, así que hoy tiene 66 años.

Fuente: Clarín