Comedores escolares a los municipios

El Gobierno bonaerense anunciará este miércoles el traspaso de la gestión del Servicio Alimentario Escolar (SAE) a los municipios, y avanzará en el establecimiento de cupos nominales, una medida resistida por los gremios pero considerada “necesaria” por el Ejecutivo para tener un mejor control del destino de los recursos.

El plan, sostenido en un duro informe que denuncia “graves irregularidades” de gestión y serios problemas de infraestructura, contempla, entre otras cosas, la transferencia del manejo del SAE de los Consejos Escolares hacia los municipios y el establecimiento de un menú obligatorio para todos los comedores escolares.

El traspaso será optativo y se implementará en aquellos municipios que firmen un convenio con la Provincia. En principio, el plan se iniciará como prueba piloto en 12 comunas.

En declaraciones a la agencia DIB, el ministro López Medrano justificó la medida al sostener que “entendemos que hay mucha más capacidad técnica en las administraciones municipales, sobre todo para las grandes licitaciones en los volúmenes que maneja el SAE. Los municipios ya están administrando y licitando servicios alimentarios para jardines, hospitales y hogares de ancianos. Tienen mayor capacidad para ello y pueden planificar los pagos para obtener una mejor prestación”.

Además, detalló que los municipios que acepten la transferencia accederán a “una nueva cuenta SAE exclusivamente para estos fondos, administrada por el municipio, con los mismos controles del Tribunal de Cuentas que ya existen hoy”. Y destacó que su cartera “mantiene la facultad de monitoreo, de control y de sanción”.