El proyecto oficial rebaja Ganancias

El proyecto oficial de Ganancias que ayer ingresó a la Cámara de Diputados con las firmas del Jefe de Gabinete, Marcos Peña y el ministro de Hacienda, Alfonso Prat Gay, aumenta en un 15%, a partir de 2017, el mínimo no imponible de Ganancias para los trabajadores y autónomos sin hijos, y  deja casi sin cambios las deducciones para los casados con hijos.

Esto pasa porque el texto oficial elimina la deducción por cónyuges, Además suprime la deducción hoy permitida por padres, abuelos, suegros y hermanos a cargo, mientras mantiene la deducción por hijos pero en lugar de menores de 24 años reduce la edad a menos de 18 años.

A su vez, el texto oficial eleva en tres años las escalas salariales sobre las que se aplican las alícuotas y se modifican las tasas del impuesto: la tasa mínima baja del 9 al 5%, la siguiente del 14 al 10% y así sucesivamente hasta llegar al 35% que se mantiene en ese tope sin cambios.

Con estos cambios, el mínimo no imponible para un trabajador dependiente sin hijos sube de $ 18.880 mensuales a $ 21.712 por mes.: un incremento del 15%. En tanto, el casado con 2 hijos menores de 18 años  pasa de $ 25.000 a $ 25.231. En el caso de los casados, la suba del minino no imponible casi no cambia porque, como explicó, se elimina la deducción del cónyuge. Pero baja de $ 25.000 a $ 21.712, si además los hijos superan los 18 años.

A su vez, las escalas que se mantenían congeladas desde el año 2000 aumentan de manera diferenciada en 2017 y vuelven a cambiar en 2018 y en 2019 . Así hoy los que ganan hasta $ 10.000 por año por encima del mínimo no imponible pagan el 9% sobre ese excedente. En 2017, se amplia el excedente hasta $ 61.000 anuales con una alícuota más baja del 5%. Y así sucesivamente hasta alcanzar el 35% para los que ganan más de $ 426.000 anuales por encima del mínimo. Hoy esa tasa del 35% ya rige para los que exceden el mínimo en $ 120.000 anuales.

El ajuste de las escalas congeladas hace 16 años se extiende hasta 2019, en porcentajes inferiores a la inflación de todos esos años y sin contemplar la inflación que pueda producirse en los siguientes  años. Tampoco prevé el ajuste automático de los parámetros del impuesto.

En base a estos datos, se estima que el año próximo más gente va a estar alcanzada por el impuesto a las Ganancias. Se calcula que con un aumento salarial del 25% en 2017, no menos de medio millón de trabajadores podrían pasar a pagar Ganancias, en especial los casados con hijos,  sumándose al 1,4 millón que ya pagan este impuesto. También más jubilados podrían quedar alcanzados en función de la movilidad que obtengan en marzo y septiembre de 2017.

Por su parte, los que ya están pagando Ganancias van a pagar menos que lo que pagan este año por el doble efecto del aumento de las escalas y los cambios en las tasas. El menor pago de Ganancias dependerá de los rangos salariales y de la estructura familiar.

Previendo que se va a extender el número de contribuyentes, el proyecto dice que los que “por primera vez” queden alcanzados por Ganancias y en la primera escala, tributarán el primer año el 2%, en lugar del 5%.

En el proyecto se señala que la modificación de las cargas sociales en el caso de los hijos de 24 a 18 años se aplica para “homogeneizar” las edades con las contempladas en el régimen de asignaciones familiares. Y en el caso de los ascendientes, como padres o abuelos “se propone su eliminación habida cuenta de la ampliación de la cobertura previsional paso pasó del 57 al 93,8% actualmente”.

El proyecto fija un mínimo imponible más bajo para cierta categoría de jubilados que pertenezcan a regímenes especiales.

La intención del Gobierno es lograr media sanción en Diputados el mes próximo, para lo cual llamará a sesiones extraordinarias, y que el Senado sancione la ley en 2017.

Fuente: Clarín