Escándalo en Diputados por la detención de Milagro Sala

La detención de Milagro Sala se convirtió hoy en eje de un escándalo en el recinto de la Cámara de Diputados, que fue escenario de un debate a los gritos entre las diputadas de la UCR jujeña María Gabriela Burgos y Silvia Martínez con varios miembros del bloque del Frente para la Victoria (FPV).

“Milagro Sala no es una presa política sino que es una corrupta y una mafiosa; en Jujuy hoy hay Justicia y Estado de Derecho”, sentenció la diputada Burgos durante una cuestión de privilegio que planteó para defender al gobierno provincial de Gerardo Morales (UCR) y criticar a los organismos internacionales que vienen reclamando la liberación de la cuestionada líder de la agrupación Tupac Amaru.

La intervención generó la reacción desde la bancada del FPV de Carlos Kunkel, quien a los gritos y fuera de micrófono (las cuestiones de privilegio no se debaten) intentó salirle al cruce a las palabras de la legisladora norteña.

La intervención del kirchnerismo no amedrentó a la radical jujeña, quien redobló la apuesta. “Todos ustedes son cómplices. ¿A quién defienden? ¿A los que estaban más arriba de Milagro Sala?”, disparó Burgos. “Todos ustedes son cómplices, lo de ustedes es puro relato”, terminó enrostrándole Burgos a los diputados del FPV que, con Kunkel como abanderado, gritaban desde sus bancas, molestos por las palabras de la diputada oficialista.

El caso Sala y la ola de reclamos por su liberación de organismos internacionales (OEA, Comisión Interamericana de Derechos Humanos, entre otros), mantiene en jaque al gobierno provincial de Morales y complica a la administración de Mauricio Macri, que a través de la Cancillería intenta demostrar que la detención de la dirigente jujeña se ajusta a derecho.

Ante las agresiones del FPV a Burgos sumó sus palabras la también radical jujeña Silvia Martínez, quien planteó otra cuestión de privilegio para defender el estado procesal de Sala.

“Milagro Sala está con prisión preventiva en el marco de las garantías de derecho que corresponden, porque cumple con todos los requisitos del Código Procesal Penal de Jujuy”, afirmó Martínez, quien acusó al kirchnerismo de “pretender convertir a Sala en una presa política”. “Pero es una corrupta”, sentenció.

Fuente: La Nación