Aberrante caso de abuso sexual en Viedma

La Sala A de la Cámara Criminal de la Primera Circunscripción con asiento en Viedma resolvió condenar a un hombre a la pena de 20 años de prisión, por considerarlo autor material y penalmente responsable del delito de abuso sexual agravado por acceso carnal y su calidad de guardador y conviviente con la víctima menor de edad, con producción y facilitamiento de pornografía, con corrupción de menores agravada por la edad de la víctima y la calidad del autor en perjuicio de la hija de su pareja con abuso sexual agravado por el vinculo con exhibiciones obscenas, en concurso ideal con corrupción de menores agravada por la edad de la víctima y la calidad del autor en relación a su hijo; todo ello repetido en al menos dos oportunidades.

El Tribunal aceptó la pena solicitada por el fiscal, atento a la gravedad de los hechos.

Los hechos

Se le atribuyen al imputado hechos ocurridos en la ciudad de Viedma. Por un lado, con la hija de 9 años de su pareja, de quien abusó, además de producir en ocasiones fotografías con contenido sexual a través del uso de un celular. Estos delitos fueron producidos contra la menor con una correlación ininterrumpida y repetidamente en el tiempo desde que la niña contaba con la edad de cinco años. Asimismo, le enseñó películas de contenido pornográfico y para lograr su objetivo e impunidad, la amenazó con matar a su mamá.

Además se le atribuye el haber obligado a su hijo de seis años de edad a observar y presenciar como en forma continuada y reiterada abusaba sexualmente de su hermana. Por último, se le atribuye haber abusado sexualmente de su hijo en reiteradas oportunidades y para lograr su objetivo de impunidad, golpearlo y amenazarlo para que no le cuente a su mamá.

El fiscal Fabricio Brogna destacó que los hechos investigados se han acreditado como así también la autoría penalmente responsable del imputado y concluyó solicitando la pena de 20 años de prisión.

A su turno la Defensora de Menores coincidió con lo manifestado por la Fiscalía, compartiendo el monto de pena requerido por el Ministerio Público Fiscal. Por su parte, la defensa consideró que su pupilo en caso de condena debería recibir el mínimo de la pena establecida en la escala penal quedando un mínimo de 8 años de prisión.