Inhabilitación y multas por el acampe a Morales

La jefa de la Tupac Amaru, Milagro Sala, fue inhabilitada por tres años y tres meses para ocupar cargos en asociaciones civiles, además de ser multada con una cifra de 3.780 pesos, por el acampe realizado entre diciembre de 2015 y enero último en la capital jujeña.

Así lo decidió el juez contravencional Matías Ustarez Carrillo, quien determinó la culpabilidad de la dirigente social por el campamento de 52 días realizado frente a la Casa de Gobierno provincial, a pocos días de asumir el gobernador Gerardo Morales.

La sentencia contra Sala es “inhabilitación especial para formar parte de personas jurídicas y demás asociaciones civiles, sociales, culturales y deportivas que requieran autorización provincial para funcionar, por 3 años y 3 meses desde que quede firme la sentencia”.

Además, el magistrado ordenó la clausura de la sede de la Tupac Amaru de la calle Alvear por 3 meses.

Ayer, Sala ya había sufrido otra sentencia condenatoria por el escrache de 2009 a dirigentes radicales, entre ellos Morales. En este caso, Sala fue acusada de “ocupación del espacio público, alteración del orden y obstrucción del tránsito vehicular y peatonal”, falta que contempla una pena de entre tres y diez días de arresto, más una sanción económica.