Franco Macri habló del Papa, Trump, Cristina y calificó la gestión de su hijo como Presidente

Franco Macri reapareció para hablar del primer año de gestión de su hijo como Presidente de la Nación, en medio de su descanso en Punta del Este.

El empresario, en una entrevista al diario La Nación, lanzó una calificación sobre el primer año de Cambiemos con su hijo al frente del país. “El primer año más no se podía hacer. No ha podido empezar construyendo, sino arreglando lo hecho por gobiernos terribles, desde Menem a los K. Con esa salvedad, le pongo un 5; pero sé que ha querido ir por más“, afirmó.

En diciembre, Franco Macri hizo un balance positivo de su hijo como Presidente de la Nación y negó que se fuera a beneficiar con el decreto que les permite a los familiares de funcionarios entrar al blanqueo de capitales, en medio de las críticas de la oposición.

Ahora, analizó la buena imagen del Presidente en contraposición con la mala calificación a su gestión, señaló que la gente “ve el futuro y se da cuenta de que primero se tiene que dejar atrás un pasado desastroso” y le pegó a los peronistas por “sus virtudes y sus terribles defectos”.

“Ni hablemos de la señora esa, destructora del país”, agregó en referencia a Cristina Fernández de Kirchner. Al tiempo que habló de la desilusión que tuvo con las gestiones kirchneristas por falta de transparencia y “pura corrupción”.

En cambio, opinó que Elisa Carrió “es un faro para el país”, que trabaja de manera desinteresada. “Si la estuviera en mi equipo y no se subordinara, acordaría entre ambos cuál es el resultado final que se busca. Al margen de lo que piense mi hijo, Lilita se ha equivocado poco y nada”, expresó.

Además, volvió a hablar de su relación con el Sumo Pontífice, con quien se juntaba una vez por semana para dialogar. “Francisco como papa es incuestionable; pero como hombre y político no deja de ser falible. Ha tomado a veces caminos equivocados. Yo lo veía demasiado populista y se lo he dicho”, contó Franco Macri.

También habló de Donald Trump, el flamante presidente de los Estados Unidos a quien conoce bien y que calificó como un hombre “prepotente” pero que de “loco no tiene nada”.

Respecto al tema de los Panamá Papers, que lo involucra a él y al Presidente, volvió a explicar que abrió una cuenta en el lugar para competir por las obras del Canal de Panamá y que el caso fue ”

un tema político, una payasada superada por los hechos”.

Finalmente, dijo que su hijo sólo debería estar un mandato al frente del país. “Como padre, le digo, cuatro años es suficiente. Deber cumplido”, sentenció.

Y dijo que en la posteridad le gustaría ser recordado como “el padre de Mauricio”.